La literatura se abre paso en el vora mar

Libería La Batisfera de Valencia./Irene Marsilla
Libería La Batisfera de Valencia. / Irene Marsilla

La Batisfera nace para convertirse en un espacio cultural y gastronómico abierto a todos los públicos

Noelia Camacho
NOELIA CAMACHOValencia

«Llevamos apenas diez días pero la gente del barrio está muy contenta. Hemos tenido una gran acogida», asegura Ricardo Antenucci, uno de los tres socios que se han embarcado en la apertura de La Batisfera, un nuevo local en el Cabanyal que es, a la vez, cafetería y librería. A vora mar, en un enclave con sus propias particularidades, y con la intención de que confluyan en el lugar distintas actividades como exposiciones, presentaciones de libros y actividades para los más pequeños.

Antenucci, acompañado de los hermanos Carlo y Lorenzo Donvito, son también responsables del Ubik Café, situado en el barrio de Ruzafa. Ahora, han imitado la fórmula de este bar y la han trasladado al Cabanyal. «Queremos que se convierta en un centro cultural y poner a disposición el espacio para distintas actividades. Vamos a impulsar una programación mensual en la que habrá desde presentaciones de libros, performance de teatro, a muestras y actividades para niños los sábados por la tarde pagando de tres a cinco euros», sostiene Antenucci a LAS PROVINCIAS, quien destaca que han llegado a un «barrio con historia pero que está bastante degradado y abandonado».

En el popular barrio valenciano encontraron una efervescencia cultural que quieren llenar con un local que permite desde tomar un café a comprar un libro. En estos apenas diez días desde su apertura, señalan sus impulsores, «se han vendido bastantes ejemplares». Se trata, en su mayoría de novelas de segunda mano. «Los vecinos nos lo han agradecido mucho porque aquí no había una librería. La gente se está interesando», confiesan.

El espacio no olvida la oferta gastronómica. Apuesta por una comida «mediterránea», dice Antenucci, y con menús a mediodía con tres entrantes y tres segundos a elegir de miércoles a domingo. También, por convertirse en un local en el que poder ofrecer actividades familiares. «Hace unos días ya celebramos un cuentacuentos. Después, iremos anunciando la programación mensualmente. En el enclave también se van a suceder otras iniciativas como degustaciones de cervezas e intercambios de idiomas.

«Tenemos mucha ilusión porque queremos que este local se abra a otro tipo de propuestas y que siempre haya una actividad cultural. Abrimos el pasado 11 de octubre, hace apenas diez días, y nuestras sensaciones son buenas. Además, el barrio es muy bonito. Está lleno de restaurantes y tiene pocos espacios como este, en el que se pueda estar en familia, tomando algo y leyendo», asegura de un establecimiento situado en la calle la Reina.

La Batisfera ha tomado su nombre de la cámara esférica habitable que se utiliza para la investigación o exploración de las profundidades oceánicas. De ahí que este nuevo enclave invite a los valencianos a sumergirse de lleno en la literatura, al lado del mar y con una oferta complementaria que le llevará a degustar no sólo platos mediterráneos sino también arte, teatro, cuentos y libros.