Un homenaje en viñetas, con forma de diario, en el que se habla de «miedos e inseguridades» pero también un catálogo para la posteridad, que deja constancia de que el cómic no sólo ha entrado en el IVAM para quedarse, sino que, en las páginas de uno de estos ejemplares se rinde tributo a los 30 años de vida del considerado como emblema del arte contemporáneo en Valencia. Y todo, bajo la firma del ilustrador de la Comunitat más reconocido: Paco Roca.

Así es, tal y como adelantó LAS PROVINCIAS, 'Diario del dibujante de El Dibuixat', el tebeo de Roca en el que cuenta los secretos y entresijos de la exposición 'El Dibuixat' que se pudo ver recientemente en el museo. Pero además, tal y como confesó ayer el artista, se trata también de su propio homenaje a los 30 años de la pinacoteca. «Yo estudié aquí al lado, en la Escuela de Artes y Oficios y cuando nació el IVAM, para nosotros fue un acontecimiento. Era el museo más moderno, donde ver las mejores exposiciones», contó el autor.

El volumen, que se puede adquirir ya en la entrada del centro cultural por tres euros o a través de la página web de la pinacoteca, no sólo presenta el proceso de creación de la muestra, sino que también exhibe «el miedo y la inseguridad» del artista. Por ello, en las páginas de este tributo al IVAM y a sus 30 años también se reproduce desde el titular de la pinacoteca, José Miguel G. Cortés, al personal de las salas, de administración, comunicación, seguridad y colecciones, entre otros.

«En el volumen está presente lo mucho que debo a la pinacoteca y al cómic», dice Roca

«El trabajo de ilustrador es muy solitario.Pero con la muestra que hice en el museo, tuve que salir de mi estudio, relacionarme hasta con los carpinteros que colaboraron en el montaje», contó Roca. En su tributo al museo, el dibujante también desnuda sus propias inseguridades. Muestra a ese joven que daba sus primeros pasos en la industria de la ilustración. También aparece ese joven Roca que sueña con hacer una exposición en el IVAM y que, años más tarde, cumplirá con ese objetivo. De ahí que, hasta triplique su propia personalidad y muestre también a través de su inconfundible trazo su evolución durante estos treinta años. Con toques de humor y el particular universo creativo del dibujante valenciano, este «diario» de vida casi en paralelo entre Paco Roca y el IVAM también se erige como el catálogo de la exposición, ya que recoge imágenes de la exhibición «que quedarán para la posteridad». En esta cuidada edición a color de 24 páginas limitada a 1.500 ejemplares, lo «mucho» que debe a los cómics y a los museos, «especialmente al IVAM, puesto que todo lo que he visto está presente en la publicación», aseguró.

Por otra parte, el artista confirmó ayer que la exposición que se vio en la galería 6 podría itinerar. Afirmó que es una posibilidad aunque «nunca será la misma muestra que se ha instalado aquí, porque depende de la sala y está exposición estaba creada para el IVAM», aseveró Roca.