«Falta ética en todas las instituciones y profesiones»

N. CAMACHO VALENCIA.

Adela Cortina se muestra muy contenta por el homenaje recibido por sus colegas tras su jubilación. «Fueron muy discretos a la hora de organizarse pese a que contactaron con profesionales de todo el mundo. Lo agradezco muchísimo», asevera la catedrática a LAS PROVINCIAS. Cuenta que este manual es «imprescindible» ya que recoge artículos sobre cuestiones «éticas que son básicas en este tiempo». «Uno de los textos habla de la inmigración, que no deja de ser esa aporofobia, ese rechazo al pobre, esa forma de despreciar a los más vulnerables. También habla de la corrupción, de temas que son de primera necesidad», argumenta.

Cortina afirma que la gente «reclama ética». «En todos los ámbitos, también en la digitalización y en la inteligencia artificial. Por ello, hay que mantener la ética en las enseñanzas y en las distintas carreras. Ayuda enormemente a los estudiantes», asegura.

La filósofa no es ajena a la actualidad y al momento de crispación que atraviesa el país. «Los nacionalismos y los supremacismos desarrollan políticas que manipulan los sentimientos de las personas. Consiguen crear enemigos que son hombres de paja y configuran la división del 'ellos' y el 'nosotros', afirman que somos de diferentes etnias o naciones. Y coincide con personas que no atraviesan buenos momentos, que no tienen trabajo, que están mal entendidas», dice antes de reafirmar que «la gente se deja convencer por lo que ahora se llama 'fake news', pero no dejan de ser bulos, de dividir entre superiores e inferiores. Se nos dice que vienen a quitarnos nuestro país. Este tipo de aporofobias genera una enorme crispación», manifiesta. Tampoco elude hablar de política. «Falta ética en las instituciones y en las profesiones. Aunque no se puede generalizar, la política debe vivir éticamente, no sólo de gestionar y llevar los proyectos adelante», concluye Cortina.