Elevan la petición de pena en el juicio de 'seriesyonkis'

El fiscal solicita tres años de cárcel para cada uno de los cuatro encausados y les reclama una indemnización de 167 millones de euros

R. C.

madrid. El Ministerio Fiscal elevó ayer de dos a tres años su solicitud de pena de cárcel para los cuatro acusados de piratería en la gestión y explotación de las páginas 'películasyonkis' y 'seriesyonkis', consideradas la mayores webs piratas de España. El representante de la fiscalía, Pablo Lanzarote, solicitó, además, que los acusados sean condenados a pagar una indemnización de 167 millones en concepto de responsabilidad civil a los productores audiovisuales por el perjuicio provocado por las descargas de sus películas.

El fiscal planteó ambas demandas en la última sesión de la vista oral del juicio que se celebra desde el pasado lunes en la Ciudad de la Justicia de Murcia. Las acusaciones particulares pidieron cuatro años de cárcel para los acusados, en tanto que sus defensas reiteraron su solicitud de libre de absolución alegando que los encausados desconocían que era ilegal la inserción en las webs de enlaces que remitían a las películas protegidas por los derechos de propiedad intelectual.

Coinciden las defensas en que la conducta enjuiciada «no era delictiva en el momento en el que tuvo lugar» por lo que insisten en pedir la absolución de sus clientes al estimar que «no se puede mirar el pasado con ojos del presente». Recuerdan que los jueces que en aquella época juzgaron hechos similares, algunos de los cuales «están ahora en el Tribunal Supremo», no sancionaron ninguna conducta delictiva porque no estaba tipificada en el Código Penal. Los 167 millones que el Fiscal reclama como pago en concepto de indemnización son el montante en el que el perito judicial habría tasado el perjuicio causado a las productoras, según aseguró Europa Press citando fuentes cercanas al caso. La Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA), que ejerce una de las acusaciones particulares, insistió por su parte en reclamar 546 millones de euros, cifra en la que sus peritos tasan los daños provocados por el pirateo.