El PP critica la gestión y los despidos improcedentes en las Naves

REDACCIÓN VALENCIA.

La concejala del grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia Beatriz Simón denunció ayer que «el tripartito lleva gastados más de 500.000 euros en el pago de indemnizaciones por despidos improcedentes en la fundación Las Naves». Simón realizó estas declaraciones después de conocer la sentencia, que publicó ayer LAS PROVINCIAS, que condena al Ayuntamiento a indemnizar a tres programadores del centro cultural por considerar no justificado sus despidos. Simón acusó a València en Comú de despedir a la mitad de la plantilla de las Naves «para colocar a personas afines y a sabiendas de que estos despidos serían declarados improcedentes» y que iban a costar «muy caros» a los valencianos.

Para la popular, después de que dejaran sus puestos el exconcejal del tripartito, Jordi Peris, y el anterior gerente, Rafael Monterde, «en las Naves sigue sin cambiar nada pese a las irregularidades detectadas por la auditoría de una empresa externa en la contratación de personal y en el fraccionamiento de contratos».

«Nadie de la dirección de las Naves ni el concejal responsable, Roberto Jaramillo, han informado a los patronos sobre la celebración de este último juicio sobre los despidos de trabajadores», ha declarado Beatriz Simón, crítica con la «falta de transparencia» de la Fundación.

Asimismo, achacó la «permisividad» del alcalde de València, Joan Ribó, y a sus socios de gobierno las irregularidades y el «elevado coste» que está suponiendo para las arcas públicas la gestión del personal en las Naves.

 

Fotos

Vídeos