La coordinadora artística de la Mutant renuncia al cargo

C. VELASCOVALENCIA

Acción Cultural, concejalía que gestiona la Mutant, el espacio escénico de las Naves, activó la convocatoria para cubrir la coordinación arística del auditorio, que se paralizó durante el periodo electoral. El comité seleccionador del proceso, iniciado bajo la responsabilidad de María Oliver (València en Comú) y resuelto bajo el mandado de Mayte Ibáñez (PSPV), se decantó por Ana Belén Espasa Alcañiz. La candidata ha renunciado al cargo por «cuestiones personales», según fuentes municipales. Espasa no había tomado posesión del cargo. Su nombramiento, además, recibió alegaciones por parte de otros candidatos que se resolverán en breve.

Tras la renuncia, ¿qué pasa con el puesto? Según fuentes de Acción Cultural, el proceso administrativo sigue su curso y se nombrará responsable al aspirante en segunda posición. El Ayuntamiento oficialmente no ha comunicado al siguiente candidato el nombramiento porque tal designación tiene que aprobarse en la junta de gobierno, un trámite que se realizará en las próximas semanas. En otras palabras, la coordinación artística de la Mutant aún no está adjudicada.

El teatro municipal no tiene responsable al frente ni tampoco programación a la vista. La persona que se haga con las riendas de la Mutant cobrará 38.000 euros por ejercicio, según las bases de la convocatoria. El contrato tiene duración de dos años con posibilidad de prórroga.

La última propuesta de artes escénicas en la Mutant fue 'Oslo', de la coreógrafa Mette Edvardsen. Fue el pasado 8 de julio, días después acogió el festival sonoro VIPA. Y bajo el telón. Aún no lo ha alzado.

Desde abril de 2018, cuando reabrió el escenario después de cerrar la etapa Espai Mutant -cuyos gestores artísticos fueron despedidos de forma improcedente, como dictó una sentencia que el Ayuntamiento de Valencia no recurrió-, hasta antes del verano, la gestión de la Mutant ha recaído en el equipo de Teatre El Musical (TEM), dirigido por Olga Álvarez, nombrada bajo el mandato de María Oliver.