COMIENZA SAGUNT A ESCENA

CRÍTICA DE TEATRO JOSÉ VICENTE PEIRÓ

El festival Sagunt a Escena se inauguró ayer con la obra 'Somni', una adaptación de 'El sueño de una noche de verano' de William Shakespeare realizada por Nuria Vizcarro, autora afincada en Castellón. Ella es uno de los nuevos valores del teatro valenciano y fue candidata al premio Max en las modalidades de texto y espectáculo revelación con 'Instruccions per a no tenir por si ve La Pastora'.

Estrenada en el teatro Principal de Castellón en mayo, y luego en Alicante, en su gestación ha participado el célebre director mexicano Juan Carrillo tras la representación de 'Mendoza' por su compañía Los Colochos en el festival Tercera Setmana de 2018. Esta magistral recreación de 'Macbeth' en la revolución mexicana inspiró a Vizcarro la idea de vincular esta comedia de Shakespeare con el contexto local de Castellón, dentro de la corriente de integración de lo local en argumentos universales de la escena actual.

'Somni' se sitúa en "la ciudad que aún no es ciudad y el mar que aún sigue siéndolo". El mundo castellonense tradicional, con los pinos, el campo, la marjal, las naranjas, las fábricas y la pescadera Titania, se fusiona con la historia original de Lisandro, Titania, Hermia y Helena en una noche de verano, cuando la luna es roja, respetando los temas del amor, la magia, la fantasía y el sueño, aunque en un terreno indefinido, como bien anuncia el hada Puck al inicio de cada parte.

Vizcarro ha creado un bello texto. Desprende poesía, humor, acción y talento, sobre todo con la estructura marcada por reiteraciones de frases. La dirección de Carrillo es arriesgada y conjuga la fuerza de lo coral con lo individual y da forma notable al espectáculo. Se agradece la ausencia de proyecciones y el ingenio en la construcción de espacios con tubos metálicos. Le añade toques modernos, como el cigarrillo electrónico de Puk, los bailes con arnés o la ruptura de la cuarta pared con los abrazos. Es interesante el manejo de los actores con momentos muy brillantes como el monólogo de Saro Ferre en el arranque, la potencia sobria de Héctor Fuster, los parlamentos de Laia Porcar y la soltura de Mònica Portillo, con un excelente espacio sonoro con música de Panchi Vivó.

Un digno comienzo de Sagunt a Escena, en la línea de ofrecer en su inauguración una producción pública valenciana. Aunque a 'Somni' quizá le falte una escenografía más atractiva para un teatro romano y su gancho se reduzca a nuestra casa. Por ahora.