Cinema Jove, sin director a tres meses de su celebración

Cultura busca salvar la edición y recurre a funcionarios para que elijan al responsable del festival tras hallar irregularidades en el contrato de Carlos Madrid

N. CAMACHO

Cultura no se toma en serio Cinema Jove. El festival no tiene garantizado un futuro claro a medio plazo. A tres meses de celebrarse, en junio, sigue sin director nombrado oficialmente. La conselleria se ha sacado de la manga un procedimiento interno para encontrar al titular del certamen después de que Intervención de la Generalitat, como avanzó LAS PROVINCIAS, rechazara el contrato de Carlos Madrid, que concluyó en septiembre de 2018 y desde entonces no se ha renovado.

Con una convocatoria que se lanzó el pasado 11 de febrero en la web del Instituto Valenciano de Cultura (IVC), que no se publicó en el Documento Oficial de la Generalitat, y que sólo dio diez para presentar candidaturas -se cerró el día 21-, Cultura busca salvar la próxima edición. Serán los propios funcionarios del IVC y del Instituto Valenciano del Audiovisual y la Cinematografía (IVAC) los que elegirán al proyecto ganador. Pero se da la circunstancia de que sólo se ha presentado un candidato, Carlos Madrid, el que ha ejercido los dos últimos años como director.

Desde el departamento que dirige Vicent Marzà siempre defendieron públicamente la labor de Madrid y se han manifestado en varias ocasiones a favor de su continuación, pero se encontraron con un freno legal. Informes jurídicos de la Generalitat cuestionaron la validez del contrato de la dirección artística. La fórmula que se llevaba a cabo en ese momento no era idónea y procedía buscar otro modelo que se adaptara a la legalidad. Este hecho impidió prorrogar su relación laboral con Cultura. Desde entonces, el festival está sin director. Hasta dentro de unos días. Desde el IVAC y el IVC señalan a este periódico que la convocatoria de este proceso ha sido, finalmente, la única solución encontrada para hallar titular.

La Administración lanza una convocatoria en su web y sólo da diez días para presentar proyecto

Ha sido Hacienda la que ha permitido lanzar un proceso que, no obstante, sólo parchea la situación. Porque el elegido sólo contará con contrato hasta el 31 de diciembre. La dejadez de Cultura con la situación de Cinema Jove, instalado en la inestabilidad durante las dos últimas ediciones, también ha puesto de relieve la poca importancia que ha tenido el hecho de impulsar un proceso que contraviene el Código de Buenas Prácticas que defiende con ahínco la conselleria.

En este manual se deja claro que es necesario instaurar un concurso público «en la selección de directores de los centros de referencia y organismos culturales», como es el caso de Cinema Jove. Además, recoge que en comité encargado de la valoración se debe contar con personal de la administración, expertos y miembros de la sociedad civil. Cultura dice ahora que este código «sólo se aplica a las direcciones generales de los entes». La convocatoria, defienden, se resolverá en unos días aunque Carlos Madrid ha tutelado la organización del certamen estos meses.