Sueños, cine y bandas de música

Roberto Bueso, Gonzalo Fernández, Hugo Rubert y Pepo Llopis. /DAMIÁN TORRES
Roberto Bueso, Gonzalo Fernández, Hugo Rubert y Pepo Llopis. / DAMIÁN TORRES

Roberto Bueso estrena el viernes su ópera prima con el aval del productor de Amenábar. La película, rodada en la Comunitat, ambienta la historia en una sociedad musical para abordar sentimientos universales como el amor y la amistad

Noelia Camacho
NOELIA CAMACHOValencia

«He hecho la película que quería hacer», confiesa a este periódico el director valenciano Roberto Bueso, que el viernes estrena en cines su ópera prima 'La banda'. Avalado por el productor castellonense Fernando Bovaira, quien está detrás de muchas de las cintas de Alejandro Amenábar ('Tesis', 'Mar adentro' y 'Agora'), Bueso habla «desde lo local para contar sentimientos universales», asegura de una cinta que navega entre el amor, la amistad, los sueños y, como su nombre indica, las bandas de música, uno de los pilares culturales de la Comunitat.

Para ello, el cineasta, que consiguió convencer a Bovaira tras el cortometraje que coronó sus estudios en Madrid, 'La noche de las ponchongas' (2013), se ha servido de una historia común, en la que un músico regresa a Valencia para asistir a la boda de su hermano. En ese momento, se da cuenta de todo lo que, tras abandonar su tierra, ha dejado atrás. Además, despierta de nuevo el amor por la novia de su mejor amigo. Una cinta muy valenciana, en el que «la sencillez de la trama», asegura Bueso, le ha permitido reflexionar también sobre las relaciones entre los integrantes de una pandilla y cómo la vida misma va cambiando el guión de sus historias.

Plagada de referencias valencianas, para el realizador «había un cierto miedo de que la película no se entendiera fuera de la Comunitat dado su universo tan local». Aún así, dice, «al hablar de sentimientos comunes, traspasa esa primera idea». «Me he inspirado en mi propia vida, en lo que conozco, pero no es una autobiografía», cuenta el director, quien además ha buscado la frescura de actores amateurs para interpretar al grupo de cuatro amigos, miembros de una banda como podría ser la de cualquier localidad de la Comunitat. Entre ellos, el protagonista de la cinta, Edu, al que da vida un sorprendente y novel Gonzalo Fernández. Le acompañan también unos principiantes Pepo Llopis, Xavi Giner y Hugo Rubert. «Hicimos muchas pruebas, buscamos entre músicos de distintas localidades. Queríamos ese espíritu de pandilla de verdad. Por eso, cuando los seleccionamos, los pusimos a vivir a los cuatro en un piso. El hecho de que no fueran profesionales le ha dado frescura a la película, ha ganado en naturalidad. Son cuatro fenómenos», confiesa. El reparto lo completan la actriz Charlotte Vega y los valencianos Enric Benavent e Inma Sancho. Todos ellos han recorrido municipios como Carcaixent, Algemesí, Alzira o Picassent. También instalaron el plató de rodaje en la Albufera, el Saler y el barrio del Carmen de la capital del Turia.