El CaixaForum Valencia, a la espera de la licencia de obras del Ayuntamiento

El Ágora, mientras se realizaban las obras. / irene marsilla
El Ágora, mientras se realizaban las obras. / irene marsilla

La fundación bancaria abre el concurso para captar al contratista que convertirá el interior del Ágora en un centro cultural

N. C.

valencia. El Ágora está listo para que la Fundación La Caixa entre en sus instalaciones y desarrolle allí su proyecto para el CaixaForum Valencia. Sin embargo, la entidad, tal y como aseguró ayer en un comunicado, está a la espera de la licencia de obras. «La Ciudad de las Artes y las Ciencias ha finalizado las obras de cerramiento del edificio, así como la reparación del trencadís, y está realizando los trámites de legalización del Ágora para que La Caixa pueda recibir la licencia de obras y ejecutar el proyecto», dicen desde la entidad.

Los responsables de la fundación, además, defienden que, en estos momentos, están «ultimando el proyecto ejecutivo, que se prevé poder presentar en breve al Ayuntamiento, tras finalizar los estudios de simulación de incendios». En este sentido, también anunció ayer que se ha convocado ya el concurso para definir el contratista principal del proyecto que convertirá al inmueble diseñado por Santiago Calatrava en el noveno CaixaForum de la fundación en España.

Asimismo, la institución volvió a dejar claro que la previsión es que el centro cultural abra en 2021. Sin embargo, y como adelantó este periódico la semana pasada, la inauguración del espacio ha tenido que retrasarse (estaba prevista para 2020) por la demora en los trabajos para reparar el Ágora. Estas obras, financiadas por la Generalitat, han sufrido diversos problemas desde que se iniciaron, como los cambios que hubo que hacer para dotarlo de más edificabilidad y las dificultades surgidas en la reparación.

No obstante, el compromiso entre la Fundación La Caixa y la Generalitat se mantiene. La entidad invertirá 18 millones de euros en el Ágora para desarrollar allí el CaixaForum además de otros cinco millones de euros al año para mantenimiento y exposiciones. Todo ello, para una explotación de 50 años sin tener que pagar un canon a la Administración valenciana.

En el enclave se desarrollará el diseño del estudio de arquitectura Cloud 9, que prevé la creación de dos salas de exposiciones, dos aulas polivalentes, un auditorio para 300 personas, un espacio familiar (con forma de nube), un restaurante y una tienda-librería.