Bernard-Henry Lévy, filósofo y escritor: «Valencia aparece en la obra porque es uno de los territorios de la pelea de los independentistas»

Bernard-Henry Lévy en una escena de 'Looking for Europe'. / LP
Bernard-Henry Lévy en una escena de 'Looking for Europe'. / LP

El autor presenta el miércoles en el Olympia 'Looking for Europe', un montaje que denuncia el riesgo de los populismos y los nacionalismos

LAURA GARCÉS VALENCIA.

El escritor y filósofo Bernard-Henry Lévy recalará el miércoles en el Teatro Olympia con el monólogo 'Looking for Europe', un trabajo con el que el autor critica los populismos y los nacionalismos. La obra, en la que el propio autor sale a escena, se estrena en España con su visita a la capital del Turia. También irá a Madrid y a Barcelona. Luego viajará por una veintena de capitales de Europa. En esta entrevista con LAS PROVINCIAS habla de la reivindicación que encierra la obra y del mensaje que quiere trasladar al público. En sus declaraciones adelanta que también los problemas y los debates de Valencia ocuparán un espacio en la escena. Bernard-Henry Lévy se refiere a Europa como la medicina contra el independentismo catalán.

-¿Qué quiere trasladar al público con 'Looking for Europe'?

-Quiero transmitir que Europa está en peligro. Que las fuerzas populistas están subiendo demasiado, y en España, los movimientos independentistas están arruinando el proyecto democrático del país y de Europa. Defiendo la democracia, los valores liberales y los europeos.

-¿Dados los tiempos que corren, se impone reivindicar Europa también desde el teatro?

-Tiene que estar reivindicado desde todos los ámbitos. Hay tantas tonterías, tantas mentiras, que tenemos que decir la verdad. No es verdad que Europa está contra las naciones, que abusa de su poder, que nos roba y que es opaca. Todas esas mentiras las tenemos que denunciar.

-En esta obra critica los nacionalismos y los populismos que amenazan al viejo continente. ¿Es Europa la medicina contra esos males?

-Sí. Pero no la única. Lo es la democracia de cada país y también el continente. Cuando los independentistas y los populistas dicen que están por Europa es mentira, también cuando lo afirman en Barcelona.

-Hablemos de España. ¿También es una medicina para curar el independentismo catalán o para otros intentos nacionalistas en nuestro territorio?

-Sí, España es una gran democracia. En pocos años recorrió un camino que pocos hicieron. Salió de la noche del franquismo en poco tiempo. Esta democracia es preciosa para todos los ciudadanos. Aquellos que quieren salirse de España son traficantes de esperanza y demagogos. No hay nada peor para la democracia que la demagogia. Y ante los demagogos que nos venden estas teorías del independentismo, como Puigdemont o Torra, nos despertaremos en manos de la tiranía.

-Recientemente recordaba usted una frase de Jean Paul Sartre en la que señalaba que el «teatro es el género político por excelencia porque es un rostro que le habla a otro». ¿Cree usted que el escenario es un buen aliado para despertar conciencias?

-En el teatro hablamos a muchos y a cada uno. Se vive una experiencia muy especial con el público. Hay una multitud, pero hablamos a cada uno. Es la magia del teatro.

-¿Echa usted en falta mayor implicación de los pensadores y el mundo de la cultura en la denuncia de los populismos, los nacionalismos o cualquier otra inquietud política?

-Ya están implicados. Hace dos meses publiqué un manifiesto contra el populismo que lo firmaron treinta pensadores y escritores, entre ellos Vargas Llosa y Fernando Savater. No tuve que suplicarles. Todos vinieron a la cita de la verdad, de la libertad y de Europa.

-Trabaja con Albert Boadella, quien recientemente manifestó a este periódico que a los artistas les falta 'espíritu transgresor', ¿qué opina?

-Supongo que tiene razón. Él es un especialista de la transgresión. Es lo que espero de él en la escena de Valencia. Les anuncio transgresiones muy especiales que van a hablar de los españoles y también de los valencianos.

-¿Se hablará de Valencia en el escenario?

-Sí. Tengo varias sorpresas. En cada ciudad hablo de sus problemas.

-'Looking for Europe' invita a la resistencia. ¿Cree que en Cataluña la oposición al independentismo tardó en reaccionar?

-Tardaron un poco. Ahora uno de los rostros de la respuesta es Valls y otro la Sociedad Civil Catalana. Vamos a ver qué van a hacer las fuerzas contra la xenofobia.

-¿Los intentos catalanistas en Valencia aparecerán en la obra que se podrá ver el miércoles en el Teatro Olympia?

-Estarán en el corazón de la obra. Valencia es un símbolo. Lo que va a ocurrir en esta ciudad es importante para España y para Europa. Es uno de los territorios de la pelea de los independentistas y de Europa.

-La obra que trae a los escenarios de Valencia viajará por 22 ciudades europeas, ¿es la manera que usted ha escogido para concienciar a los europeos?

-Sí, para eso es el teatro. En cada país hablo de sus problemas.

-¿Seríamos muy ingratos si no reconociéramos cuánto ha hecho Europa por sus ciudadanos a lo largo de la Historia?

-Muy ingratos y muy imprudentes. Lo que puede ocurrir es lo peor.