El arte ya trae cola en Valencia en agosto

Cola de visitantes para aceder a la iglesia de San Nicolás, ayer. / damián Torres
Cola de visitantes para aceder a la iglesia de San Nicolás, ayer. / damián Torres

La iglesia de los Santos Juanes se añade al recorrido por los enclaves que más interés despiertan entre los viajeros El aumento de las visitas a espacios culturales demuestra que el turismo no sólo busca sol y playa

Laura Garcés
LAURA GARCÉSValencia

El arte ya se ha convertido en uno de los grandes atractivos turísticos de la ciudad. El ocio y el turismo de sol ya no son los únicos lazos que unen a los visitantes a la capital del Turia en agosto. La constante entrada de viajeros hasta llegar a organizarse colas en enclaves como la iglesia de San Nicolás vienen a demostrar el interés creciente por conocer las raíces culturales de la capital del Turia.

Hasta este templo acuden para conocer los frescos de la bóveda que ha popularizado el templo con el nombre de la capilla sixtina valenciana. La imagen que se puede contemplar en el acceso a la iglesia sólo es un ejemplo de que el arte es imán para atraer visitantes hasta Valencia. A este espacio se suman otros. Un recorrido por el centro histórico de la capital descubre al paseante que no son pocos los polos de atracción de una ciudad cada vez más buscada por los viajeros.

Las inmediaciones del Mercado Central, la Lonja, el templo de San Nicolás o la Catedral y sus alrededores dejan bien a las claras los resultados de los que habla César Guardeño, socio de Caminart. También resulta llamativa la frecuente presencia de viajeros ante la fachada barroca del palacio del marqués de Dos Aguas.

El especialista en visitas guiadas asegura que «se viene observando desde hace unos años que este tipo de turismo crece de manera constante». Destaca la Lonja y las Torres de Serranos entre los espacios que mayor afluencia de visitantes reciben, además de citar también San Nicolás o la Catedral. Pero no deja de advertir que pese al incremento, la oferta cultural de la ciudad todavía no se encuentra al mismo nivel que la que ofrecen Madrid o Barcelona. Y no deja de llamar la atención sobre la necesidad de encontrar el «equilibrio» para evitar excesos.

El atractivo de la ciencia y de la arquitectura

También el retrato de la Valencia del siglo XXI se presenta salpicado de colas de visitantes. La Ciudad de las Artes y las Ciencias es la prueba de ello. Este enclave urbano nada más abrir sus puertas ya deja claro que los interesados en conocer las instalaciones no van a faltar. El enclave permite comprobar que son muchos los interesados en conocer el atractivo del Museo de las Ciencias y su oferta cultural y también quienes no quieren dejar de descubrir y contemplar la arquitectura de Santiago Calatrava.

Especialistas en visitas guiadas destacan que el hecho de que la Ciudad de las Artes haya sido escenario de cine para películas como, entre otras, 'Tomorrowland', cinta que acercó a George Clooney hasta la capital para rodar. Esta circunstancia ha concedido al espacio una dimensión internacional que lo hace especialmente atractivo.

La oferta se ha ampliado este verano. Desde finales de junio la iglesia de los Santos Juanes forma parte del recorrido cultural por la capital del Turia. Ofrece servicio de audioguía y a partir de septiembre también habrá visitas guiadas, como confirmaron desde la empresa de gestión cultural Menta Valencia.

Este templo, vecino de la Lonja y del Mercado Central, se acaba de incorporar a un recorrido que Menta completa con el Museo de la Seda y San Nicolás, que «se ha convertido en un 'imprescindible' para todo aquel que visita la ciudad», destaca la fuente.

La imagen que ofrecen las calles del circuito que recorre la huella artística y cultural sobre la que se ha escrito la historia de la capital del Turia está avalada por los números. A mediados de este mes la Agencia Valenciana de Turisme (AVT) habló de «un verano positivo, con cifras que indican estabilidad e incluso una subida respecto a años anteriores».

El departamento de la Generalitat consideró que es una situación importante porque, «pese a que mantener cifras de crecimiento como las alcanzadas otros años de forma continuada es casi imposible». Pese a los buenos resultados, «el reto es seguir manteniendo las cifras y, además, alargar al máximo la temporada al resto del año, así como incrementar el gasto y atraer nuevos mercados».

A un aumento del gasto, aunque leve, se refirió días atrás la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia. Manuel Espinar, su presidente, habló de un aumento del tiquet medio del turista tras el cambio en el perfil del visitante a la ciudad.

En esa visión descubrió Espinar que se encuentra el nuevo rostro del viajero que se pasea por Valencia y que responde a aquel que se sumerge en el turismo cultural, sector que acerca a visitantes con mayor capacidad económica y ayuda a mejorar los resultados.