El arte del siglo XX con la mirada de Julio González

Piezas de Julio González en la exposición que hoy abre el IVAM. / Juan J. Monzó
Piezas de Julio González en la exposición que hoy abre el IVAM. / Juan J. Monzó

El IVAM inaugura hoy una exposición con material documental nunca expuesto La obra del escultor dialoga con Picasso, Miró y Lipchitz

LAURA GARCÉS VALENCIA.

El Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), inaugura hoy la muestra 'Materia, espacio y tiempo. Julio González y las vanguardias', una exposición que permitirá al visitante recorrer el arte del siglo XX a través de la mirada creativa del escultor junto a otros artistas de su tiempo. Son más de 200 obras -un centenar de Julio González- las que facilitan un «paseo a través de la historia del arte que supone una alegría para los sentidos», tal como manifestó ayer José Miguel García Cortés, director del espacio cultural, durante la presentación de la exposición enmarcada en el trigésimo aniversario del IVAM.

Pablo Picasso, Manolo Hugué, Joan Miró, Kurt Switters, Sophie Taeuber-Asp, Pablo Gargallo, Jean Arp, Constantin Brancusi, Luis Fernández, Joaquín Torres-García, Alexander Calder, Jean Hélion, Jacques Lipchitz o David Smith, entre otros, comparten espacio con Julio González. Las salas ponen ante la mirada de los interesados por el arte material documental nunca expuesto.

La muestra, que cuenta con Sergio Rubira, Josep Salvador e Irene Bonilla como comisarios, arranca en los tiempos del Modernismo. En la sala pueden verse flores y joyas del taller de orfebrería de la familia González en Barcelona. Siguen los pasos del artista con su hermano. Y luego el paseo por la creatividad del escultor lleva a un momento que Rubira consideró «fundamental» en el artista y que traslada a cuando aprendió a soldar. Este hecho tuvo gran trascendencia en la trayectoria de González. Fue la técnica que utilizó para las soldaduras -otorgando ligereza a las esculturas- lo que llevó a Picasso a buscar su colaboración. Otro de los comisarios de la muestra, Josep Salvador, recordó ayer esta circunstancia asegurando que se convirtió en «pionero» de la creación en hierro.

En definitiva se pueden contemplar todas las formas utilizadas por un artista que se relacionó con otros creadores, pero siempre mantuvo una posición «individual» a la hora de concebir el arte, como recalcó Rubira, quien ya adelantó a LAS PROVINCIAS la semana pasada que a Julio González no se le podía incluir en ninguna corriente. La muestra se cierra con una atractiva visita a 1937 para ver la obra que González llevó al salón de la República en París y también la que aportó a la muestra de artistas independientes. La primera es 'Montserrat', representación figurativa de la mujer en situación doliente, que da paso a 'Mujer ante el espejo', escultura alejada de la figuración y próxima a la abstracción, clave en la trayectoria de Julio González y en la muestra.

El director del IVAM, por último, se refirió a las declaraciones del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, a Culturplaza respecto a la ampliación del museo que «es una noticia excelente. Si dice que es irrenunciable, me alegro». En cuanto a la opción de abrir una subsede en Castellón, proyecto que junto a la de Alicante adelantó LAS PROVINCIAS en mayo de 2016, Cortés apuntó que la vertebración es «muy importante».