Apuesta valenciana de Fuente Ymbro

Tropa de toros de Fuente Ymbro para la temporada 2019.  / APLAUSOS Q
Tropa de toros de Fuente Ymbro para la temporada 2019. / APLAUSOS Q

La ganadería de Ricardo Gallardo, que no falta desde su debut, estará de nuevo en Fallas

JOSÉ LUIS BENLLOCH

La divisa verde Andalucía de Fuente Ymbro volverá a lucir un año más en las dos primeras ferias valencianas, en Fallas y Magdalena, si se cumplen las previsiones, con sendas corridas de toros, un logro solo al alcance de un reducido grupo de elegidos. Los compromisos de la ganadería gaditana se extenderán este año a Madrid, donde, gran reto, tiene comprometidas seis tardes nada menos, tres corridas y tres novilladas, además de a Sevilla, Bilbao, Málaga, Mont de Marsan... en lo que supone la recompensa directa a una de las temporadas (2018) más exitosas de los últimos años que le valió la concesión del Hierro de Plata que otorga Radio Nacional de España a la mejor ganadería de la temporada.

Cabría recordar para resaltar la valencianía de la divisa, que en esos dos cosos, también lo logró en Alicante, la joven ganadería de Ricardo Gallardo, apenas cuenta con veintidós años de existencia, ha logrado el honor máximo de indultar algún ejemplar gracias a su bravura: Harinero, lidiado por Miguel Ángel Perera en Valencia, en las Fallas de 2006; Habilidoso, en Castellón en 2007, que le correspondió en suerte a Diego Lleonart, festejo organizado tras el gran éxito de toros y toreros alcanzado en la Magdalena de días antes; y Sacacuartos, en Alicante, que le correspondió a Borja Álvarez en la temporada 2013.

Valencia es una de sus plazas talismán a la que no ha faltado ningún año desde que le anunciaron por vez primera hace diecisiete temporadas. Las Fallas pasadas lidió un excelente encierro y multiplicó su triunfo en julio en una de las novilladas de la escuela en la que saltaron ejemplares extraordinarios. Su propietario, Ricardo Gallardo, después de glosar las proporciones de su ruedo, ideal para que luzcan los toros, siempre dice que es la plaza en donde más siente el peso, se podría decir miedo, que genera la responsabilidad: «Hay que tener en cuenta que lo que sucede en Valencia marca el devenir de la temporada. Lo que ocurra en ese ruedo en Fallas se tiene en cuenta para la conformación de carteles del resto del año. Yo le tengo mucho respeto y mucho cariño a la vez. Así que trato de seleccionar lo que considero mejor y más apropiado. El más interesado en la calidad y bravura soy yo por razones evidentes».

La corrida que vendrá este año a Valencia está ya reseñada y cuenta con la aprobación de Florito, que visitó el campo los últimos días. El ganadero la anuncia como muy pareja y espesa, que es como se define a los toros con muchos kilos: «Hay ocho toros previstos. Todos sobradamente por encima ya de los quinientos kilos. Está totalmente abierta de sementales para darle más variedad, solo dos toros coinciden y los dos son hijos de Jupío, uno de los toros bandera de la casa».

Respecto al conjunto de la temporada pasada, el ganadero declaraba recientemente: «No sabría decir si ha sido la mejor temporada pero sí que ha sido la más regular y la más estable. Hemos estado en las plazas más importantes y en todas las tardes ha habido algo por lo que ha merecido la pena haber estado».

Y entre las corridas de su hierro que más elogios acapararon en la temporada figura la de la Feria de Otoño de Madrid, plaza en la que se anunció cinco veces el pasado año. «No fue la mejor pero sí la de más resonancia. Que fuese en Madrid, que hubiese televisión... le dio además mucha trascendencia pero la mejor no fue esa», y a la hora de elegir entre los mejores ejemplares de esa tarde se inclina por Laminado, que le correspondió a David Mora, aunque fuese con Hurón, otro gran toro en todos los aspectos, con el que Diego Urdiales cortó dos orejas y abrió la Puerta Grande de Las Ventas.

Más