La Academia de San Carlos reivindica sus orígenes

La exposición está formada por medio centenar de creaciones, entre dibujos, esculturas, terracotas y grabados. / damián torres
La exposición está formada por medio centenar de creaciones, entre dibujos, esculturas, terracotas y grabados. / damián torres

Medio centenar de autores, como Vicente López, Vergara, Carmen Calvo y Michavila, se instalan en la Nau para culminar los 250 años de la entidad artística Una exposición fusiona obras de los fundadores de la institución con piezas de los creadores más recientes

NOELIA CAMACHO

valencia. La Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia ha vuelto a su punto de origen. La centenaria institución culmina la celebración de su 250 aniversario en el mismo lugar donde se ubicó en su fundación: la Nau de la Universitat de Valencia. Allí se ha instalado 'De ayer a hoy', una muestra con medio centenar de obras que salta del inicio de la entidad hasta la actualidad. Y lo hace, además, en un espacio que le es muy familiar. Según contó ayer el presidente de la Academia, Manuel Muñoz, en ese mismo enclave se inauguró en 1773 la primera exposición de arte en la Comunitat Valenciana de la que se tiene constancia.

Es más, en esta revisión tanto del principio como del momento presente que realiza la institución como punto y final a los actos que han conmemorado su fundación, la Academia ha recuperado de sus fondos una de las obras primigenias de aquella primera muestra: una terracota de Joaquín Llop de 1773 que se titula 'David se dirige a Saúl para pedirle permiso para combatir contra Goliat'.

Esta obra es el punto inicial de un recorrido que salta del siglo XVIII hasta la actualidad. En él, no sólo cobran gran importancia las pinturas de Vicente López como 'Carlos IV' y 'Los Reyes Católicos recibiendo una embajada del rey de Fez', sino también otras creaciones de Josep Vergara o de Joaquín Campos, que en esta muestra está presente gracias a obras como ' San Vicente Ferrer en el Compromiso de Caspe'.

La muestra está ubicada en el mismo sitio de la primera exhibición artística que se vio en la Comunitat en 1773

Y es que, según el propio Muñoz, el nacimiento de la Academia de Bellas Artes se produjo en un momento en el que se impuso la apuesta por el neoclasicismo. De ahí que, por mandato del rey Carlos III, se creara en 1768 la Academia de Bellas Artes, obligada a asumir este género y abandonar los postulados del arte rococó. «El gusto había cambiado», aseguró Muñoz, quien contó que en este paseo entre el pasado y el presente de la entidad se incluyen no sólo lienzos y esculturas, sino grabados, dibujos y terracotas.

Y de aquellos fundadores de la entidad, a los miembros más actuales. Lo cierto es que la centenaria institución siempre ha sido pionera en su defensa del arte contemporáneo. Así lo aseguró ayer uno de sus comisarios, el catedrático y académico Román de la Calle, quien defendió que el arte moderno está en el ADN de la institución. Por ello, en esta exhibición conviven las obras de Vergara y López con la de autores como Joan Cardells, Joaquín Michavila, José Saborit, Rafael Armengol, Nassio Bayarri o Enric Mestre. Con este autor, además, la Academia vuelve otra vez a viajar en el tiempo. Y es que, según narró De la Calle, la obra de este artista, que se puede ver en 'De ayer a hoy' también formó parte de la primera exposición sobre arte contemporáneo que él organizó en la misma Nau en 1986.

Muchos de estos creadores valencianos, ligados en la actualidad a San Carlos, han desempolvado sus obras más actuales para prestarlas a la muestra. Una vuelta a los orígenes con la que la Academia se reivindica y vuelve a ponerse en el foco de la actualidad artística. Pese a que en esta muestra no se exhiben las obras maestras que conserva San Carlos en sus más de 15.000 fondos -algunos goya, entre ellos- este es un conjunto de piezas «de primer nivel, que muestra la potencia y la actividad de la Academia en estos 250 años», según Muñoz.

Apuesta por la mujer artista

Esta exposición, que se podrá ver hasta el 17 de febrero, pone énfasis en las mujeres artistas. Desde Carmen Calvo a Pilar Roig -restauradora de la Iglesia de San Nicolás- pasando por Aurora Valero y Amparo Carbonell, la Academia se afana en saldar una deuda histórica con aquellas autoras que, en los últimos años, sí han podido formar parte de San Carlos.

Más