La fotografía antes de Instagram

Daguerrotipos en un vitrina. :: manuel molines/
Daguerrotipos en un vitrina. :: manuel molines

La exposición, que reivindica el valor de las instantáneas, exhibe la primera cámara comercializada por Louis Daguerre

CARMEN VELASCO VALENCIA.

Cualquiera puede hacer una fotografía. No siempre fue así. Recordarlo es una obviedad, pero hubo un tiempo en que no existían los aparatos para capturar la imagen fija. Hace más de 175 años, no había teléfonos móviles ni cámaras de fotos. Otra obviedad. Todo cambió cuando en 1839 Louise Daguerre inventó la daguerrotipia, el procedimiento químico que fija en una placa metálica la imagen obtenida en una cámara oscura. En más de un siglo y medio se ha pasado de las placas a Instagram y de atrapar la imagen real como algo exclusivo a bombardearnos de instantáneas a cada minuto. El signo de los tiempos pasa hoy por el 'smartphone', pero a mitad del siglo XIX fue el daguerrotipo.

La exposición 'El triunfo de la imagen' hace arqueología de la fotografía al reunir un centenar de daguerrotipos y otros piezas vinculadas con los orígenes de la fotografía, como la primera cámara comercializada por Louis Daguerre, una pieza de gran valor de la que se conservan menos de una decena de originales en el mundo. Ante el habitual aluvión de imágenes de los medios de comunicación a cada cual más impactante, la muestra de la Nau propone un recorrido pausado, sosegado y sin saturación.

La singularidad de la muestra, según Pep Benlloch, comisario de la exposición junto a Miguel García, radica en que «se reúne por primera vez un centenar de daguerrotipos en España», prestados por una treintena de instituciones públicas (Arxivo Fotográfico de Barcelona, Biblioteca Nacional, etcétera) y coleccionistas privados (Santiago Saavedra, Javier Sánchez Portas o Martí Llorens).

Una decena de los daguerrotipos de la exposición proceden de la Comunitat. Los primeros daguerrotipos de los que se tiene constancia en Valencia fueron los realizados por el dentista Juan José Vilar. Se trata de cinco piezas de 1840. Pep Benlloch defendió la importancia de la Real Sociedad Económica Amigos del País, que promovió el interés social por el daguerrotipo en Valencia. El comisario también destacó la vista exterior de la construcción de una carretera entre Madrid y Valencia.

Las vistas exteriores son una rareza en tanto que se conservan muy pocas. En 'El triunfo de la imagen' se pueden ver 'Bailarina de la escuela bolera con castañuelas' y otros retratos, como el de Isabel II, descubierto recientemente, y que supone la primera fotografía de un Borbón, que se localizó en el Musée Carnavalet de París.

Pep Benlloch lamentó la «falta de interés» por la fotografía de parte de las instituciones españolas y argumentó que algunos países van 20 años por delante. Por último, el vicerrector de Cultura de la Universitat de València, Antonio Ariño, enfatizó que esta exposición denota la apuesta de La Nau por reivindicar el valor de la fotografía como elemento artístico.

Fotos

Vídeos