El cine valenciano sigue peleando

El cine valenciano sigue peleando

CulturArts concede ayudas por valor de 192.000 euros para el desarrollo de largometrajes producidos en la Comunitat

REDACCIÓN VALENCIA.

El endeble audiovisual valenciano sigue intentando sobrevivir ante el poco propicio panorama en el que le ha tocado desenvolverse en los últimos años, con la paralización de rodajes, el descenso de las subvenciones y la desaparición de RTVV. Pese a esto los productores, directores, técnicos y actores no se rinden y apuestan por involucrarse en distintos proyectos.

CulturArts adjudicó ayer ayudas por valor de 192.000 euros para la mejora de la producción audiovisual en valenciano y para el desarrollo y preparación de proyectos de largometrajes y miniseries de ficción, animación y documentales en 2015, con 12 proyectos beneficiados.

En un comunicado, la Generalitat explicó que estas ayudas tienen como objetivo promover la producción audiovisual en valenciano, apoyando propuestas destinadas a las salas de exhibición cinematográfica, a partir de una idea original o de una adaptación.

De los 192.000 euros concedidos, se han dado 12 ayudas de 16.000 euros cada una para el desarrollo de proyectos de largometrajes y miniseries de ficción, animación y documental. De este importe, 8.000 euros corresponden al autor del guión y otros 8.000 a la empresa productora implicada en el desarrollo del proyecto.

Entre los proyectos que han resultado beneficiados está 'Dusk', de Nemesis Mesia y Fernando Arroyo y 'Cuca y el nuevo mundo', de Javier Hornillo, Nacho Ruipérez y Joan Marimón, sobre una indefensa cucaracha se queda atrapada en el mundo de los humanos justo cuando explota la bomba atómica. 'Debí llorar', de Pérez Rosado Producciones S.L y Lilian Rosado, y 'Amor en polvo', de Juanjo Moscardó, son otros de los proyectos seleccionados.

En marcha está también '505 o por qué adoramos a los objetos', firmado por Miguel Marcos, coordinador de guión de programas como Autoindefinits, una investigación sobre las formas en que nos relacionamos con los objetos, y cómo en ellas se manifiestan fenómenos sociales de nuestra época como el consumismo, la insostenibilidad del sistema productivo o la obsolescencia programada.

La lista se amplía con 'El círculo en el agua' de Stan Brock Slu, Vicente Monsonís y José María Gómez, y '(m)otherhood', de Suica Productions e Inés Peris; 'El somni s'ha acabat', de Francisco Moral y Pau Martínez; 'Cariño, gáname si puedes', de TV On y José Manuel Trabajo; 'Máscaras', de Raw Pictures y Alejandro Montoya; y 'Un hombre de pago', de Joana Chilet y Alberto González. Cierra la lista 'Destino perdido', de Gaia Audiovisuals y Carles Pastor, thriller de denuncia que pone el foco en el poder de las industrias farmacéuticas, que gira en torno a Julia Igual, joven novelista valenciana, y de Miguel Rueda, copropietario del laboratorio puertorriqueño donde Claudio, el marido de Julia, investigaba hasta que misteriosamente desapareció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos