Consuelo Císcar denuncia un «trato inhumano, vejatorio y degradante»

Consuelo Císcar denuncia un «trato inhumano, vejatorio y degradante»

La exdirectora del IVAM señala la «absoluta indefensión» al desconocer las actuaciones que se consideran irregulares durante su gestión, que van desde la compra de obras por encima de su valor a gastos excesivos

La exdirectora del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM), Consuelo Ciscar, ha denunciado este lunes ser "víctima" de un "trato inhumano, degradante y vejatorio" que lesiona su "honor y dignidad ante el conjunto de la sociedad valenciana y española" y ha lamentado la "absoluta indefensión" en la que asegura que se encuentra al desconocer las actuaciones consideradas "irregulares" y las acusaciones que de ellas pudieran derivarse como consecuencia de su etapa al frente de la entidad. Ciscar ha pedido la paralización del procedimiento y el "amparo" de la autoridad competente.

Así lo ha indicado en un comunicado a raíz de la información sobre la presentación de una denuncia ante Fiscalía Anticorrupción basada en el informe 'Procedimientos de Gestión Económico-Financiera de la actuaciones realizadas por el IVAM', realizado por la Intervención General, dependiente de la Generalitat. A raíz de este documento, que entre otras cosas, alertaba de compras de obras de arte por más de un 1.500 por ciento más del valor de mercado, Fiscalía Anticorrupción de Valencia ha abierto diligencias.

Ciscar ha señalado haber tenido conocimiento por los medios de comunicación de la presentación de la denuncia basada en el informe de la Intervención General de la Generalitat Valenciana "sin que haya mediado ningún tipo de información ni audiencia previa" que le hubiera permitido "razonar y justificar las actuaciones" objeto del documento.

La exdirectora del IVAM ha asegurado que el pasado 17 de junio pidió por registro de entrada que se le diera traslado del Informe Provisional y un plazo para elaborar sus propias alegaciones. Sin embargo, ha afirmado que, a fecha de hoy, desconoce los hechos objeto de investigación.

A su juicio, esto supone una "vulneración grave de derechos fundamentales amparados por la Constitución Española en sus artículos 15, 18 y 24" y sostiene que, "de la irregular, parcial y sesgada información producida por la filtración del Informe, se deducen graves perjuicios morales y materiales, no sólo para mi persona, sino también para prestigiosos artistas locales y extranjeros, algunos de ellos de reconocimiento internacional, así como para instituciones, fundaciones y empresas". De hecho, ha subrayado que algunos de ellos "ya han manifestado su disgusto y la posibilidad de emprender medidas legales".

"ESCRUPULOSO CUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA"

Ciscar ha hecho hincapié en que todas las actuaciones del IVAM durante el "largo" periodo en el que se ocupó de su dirección se realizaron "desde un escrupuloso cumplimiento de la normativa vigente, ajustadas a derecho, conocidas y aprobadas por el órgano rector del Instituto y, finalmente auditadas anualmente por auditoría independiente, con resultados de conformidad por parte de la Intervención General".

De igual modo, ha destacado "el principio básico por el que la Generalitat no puede ir contra sus propios actos, mucho menos creando indefensión en terceros". En este sentido, ha expuesto la que sostiene que es una situación de "absoluta indefensión" en la que se encuentra al desconocer las actuaciones que se consideran "irregulares" y al tener conocimiento también por los medios de comunicación de que el pasado 19, el Consejo Rector del IVAM, tras rechazar requerirla "directamente", elevó consulta a la Intervención General para que se efectuara ese requerimiento y pudieran elaborarse y adjuntarse al procedimiento sus alegaciones.

Asimismo, sostiene que es "víctima" de un "trato inhumano, degradante y vejatorio", que lesiona su "honor y dignidad ante el conjunto de la sociedad valenciana y española, con motivo de una indiscriminada y tendenciosa difusión de una filtración cuyo único origen posible es la propia administración" y anuncia que pedirá en las "instancias correspondientes" la "inmediata paralización" del procedimiento, "sin perjuicio de las medidas cautelares que pudieran proceder".