El MoMA estrenará un documental del artista de Elche Joan Castejón

El MoMA estrenará un documental del artista de Elche Joan Castejón

'La realidad de lo imaginario', que retrata la vida y obra del pintor, ha sido dirigido por Artur Balder

EFE / CARLA ALIÑOvalencia

El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) estrenará el próximo 15 de abril el documental "La realidad de lo imaginario", un retrato de la vida y obra del pintor ilicitano Joan Castejón en el que participan, entre otros invitados, los escritores José Manuel Caballero Bonald y Manuel Vicent.

La obra es, en palabras de su director, el alicantino Artur Balder, un documental sobre la literatura en el arte y en las manos, precisamente, de uno de los artistas más importantes de la plástica española de postguerra, según relata en la web del film.

Con este documental, Balder busca "poner en valor un activo importante español", tal y como ha señalado a EFE, y realizar un trabajo en cine "lo más de autor posible", que es lo que, en su opinión, conviene a un autor tan "personal" como Castejón, cuya "sencillez y valía son enormes".

Consejo de guerra

Joan Castejón nació en Elche en 1945; en 1963 se trasladó a Valencia, donde asistió como alumno libre a la Escuela de Bellas Artes de San Carlos; en 1965 pintó en el sur de Francia y viajó a París, y un año más tarde hizo su primera exposición personal en la Galería Mateu de Valencia.

En mayo de 1967 fue reducido por la policía, tras salir en defensa de un manifestante durante las revueltas antifranquistas, y fue torturado, sometido a un consejo de guerra y condenado a seis años de cárcel.

Se inició así una de las etapas más trágicas de su vida, pero también la más fecunda en cuanto a su producción artística.

Desde 1974 vive y trabaja en Dénia, ciudad de la que es Hijo Adoptivo, y desde entonces su obra empezó a estar representada en museos y colecciones privadas, según figura en su biografía.

Desde sus comienzos gran parte de su obra ha estado asociada al mundo literario, donde destacan las series y dibujos dedicadas o inspiradas en grandes novelas de la literatura universal, como "El Quijote", de Miguel de Cervantes, o "Cien años de soledad", de Gabriel García Márquez.

El documental, de 63 minutos, repasa su vida a través de entrevistas con familiares, artistas y amigos, entre los que figuran los escritores José Manuel Caballero Bonald y Manuel Vicent.

También participa su hija Arminda García, junto con el director de la Cátedra Vargas Llosa, Juan Jesús Armas Marcelo; el presidente de la Real Academia de Bellas Artes San Carlos de Valencia, Román de la Calle; el historiador y crítico Tomás Llorens; el profesor de Historia del Arte Carlos Arenas y el coleccionista Tomás Ruiz.

"Compromiso político y social"

Caballero Bonald, amigo y compañero de Castejón, lo define en este documental como uno de "los grandes pintores de las últimas décadas".

Asegura que, si se pone en línea toda la obra de Castejón del último medio siglo, "se va siguiendo la historia de España", pues hay en ella "un reflejo indirecto, desde el compromiso político y social", de la lucha clandestina, el acceso a la libertad y las conquistas sociales.

Para Manuel Vicent, el hecho de que Castejón haya estado en prisión es "casi una consecuencia, no de su lucha e idealismo político, sino también de su compromiso frente al arte", y el coleccionista Tomás Ruiz destaca el hecho de poseer una obra de este pintor que resume "40 años de historia".

El protagonista no habla en ningún momento del film, pero se le ve trabajar, pues, según destaca el director, elaboró ante la cámara una pieza de dos por cuatro metros que le llevó casi seis meses pintarla, gracias a lo cual se aprecia su modus operandi.

Además, la película contiene una sección de animación basada en alguno de los cuadros más emblemáticos de Castejón, que cobran vida para "salir del cuadro sin dejar de ser el cuadro".

Balder, quien reside de forma estable en Nueva York desde hace un año, ha explicado a EFE que la obra se estrena en el MoMA porque ya ha colaborado con este museo en otra ocasión y porque le resulta "más factible trabajar con esta institución que con el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM)".