Francisco Molina, tercer director del MuVIM en cuatro años

Francisco Molina. :: lp/
Francisco Molina. :: lp

Joan Gregori regresa a la dirección del Museo Valenciano de Etnología tras la renuncia de Joan Seguí, que deja el cargo por motivos personales

C. VELASCO

valencia. Joan Gregori accedió a la dirección del MuVIM en enero de 2012, tras la renuncia de Javier Varela en diciembre de 2011, que sustituyó a Román de la Calle, quien abandonó su cargo en protesta por la retirada del museo valenciano de unas fotografías sobre el caso Gürtel en la exposición 'Fragments d'un any' en marzo de 2010.

De todos estos cambios en el área de Cultura de la Diputación de Valencia ha sido testigo Francisco Molina, quien trabaja en la institución desde 1982. Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universitat de València, ejercía la subdirección del centro cuando De la Calle dimitió. Fue una decisión que levantó una gran polvareda político-cultural. Molina será nombrado en breve director del MuVIM. Lo hará después de que el actual responsable, Joan Gregori regrese por «voluntad propia», según fuentes de la Diputación, a la dirección del Museo Valenciano de Etnología, responsabilidad que ocupaba antes de aceptar el mandato del MuVIM.

Molina, que conoce a la perfección el departamento museístico de la Diputación, será el tercer director en cuatro años, un periodo en el que el MuVIM ha realizado un viraje más social (con exposiciones de videojuegos, stop-motion o sobre la movida). Molina fue el hombre de confianza de Román de la Calle y su nombre se asocia al del Catedrático de Estética y Teoría del Arte. Pese a la marcha de De la Calle, Molina nunca ha dejado de estar presente en el MuVIM y ha seguido de cerca cómo un centro sin fondos se ha hecho un hueco en el panorama cultural valenciano.

El cambio de nombres se produce tras la marcha de Joan Seguí, quien firmó el miércoles su renuncia como director del Museo Valenciano de Etnología. Había anunciado su deseo de dejar el cargo con anterioridad, pero esta semana se ha materializado. Su intención de abandonar el centro cultural obedece a motivos personales, «estrictamente familiares». El traslado a Detroit de su esposa, que trabaja para una multinacional, obliga a una mudanza allende los mares.

Seguí deja el cargo tras siete años al frente de la institución y «un intenso trabajo y exquisita dedicación», aseguró la diputada de Cultura, María Jesús Puchalt. En los logros de Seguí figuran «la renovación y ampliación de las salas permanentes y la puesta en marcha de las líneas expositivas dedicadas a la cultura tradicional valenciana, como las bandas de música y la pelota, y las fotográficas, en blanco y negro, que culminan la próxima semana con una exposición dedicada al Valencia club de fútbol», agregó Puchalt.

Sin concurso público

Ante las elecciones de mayo y ante «la valía del personal de la casa», Puchalt no ha dudado en cubrir las direcciones de los museos con los funcionarios de la Diputación, cuya aprobación «no ha de pasar por la mesa sindical», y ha descartado realizar un concurso público.

Las plazas son de libre designación, pero no están abiertas, es decir, sólo pueden ser cubiertas por funcionarios. Fue voluntad de Gregori, licenciado en Historia Medieval por la Facultad de Geografía e Historia, vuelve a Etnología, remarcó Puchalt, Considera que las plazas se cubren con «profesionales muy cualificados».

 

Fotos

Vídeos