El Consell Valencià de Cultura, contra la ley de Mecenazgo de la Generalitat

La institución, que quiere visitar el archivo de RTVV para certificar su estado, tilda de «mezquino» y «pobre» el anteproyecto para potenciar el patrocinio

CARMEN VELASCO

valencia. Es «mezquina», según Santiago Grisolía. Y «pobre», a juicio de Jesús Huguet. El presidente y el secretario del Consell Valencià de Cultura (CVC), respectivamente, definieron ayer así el anteproyecto de ley de Mecenazgo del Consell. La norma sobre patrocinio es una antigua reivindicación de la institución consultiva, pero la Generalitat no ha tenido en cuenta en su elaboración las recomendaciones del CVC. El resultado no satisface al ente, que solicitó una «revisión a fondo» porque la norma plantea una «mecenazgo dirigido» por los intereses de la administración.

El CVC afronta desde ahora un nuevo ejercicio y numerosos frentes abiertos. La comisión jurídica quiere reunirse con los liquidadores de RTVV en las instalaciones de Burjassot y supervisar personalmente el estado de conservación del archivo audiovisual, cuyo estado preocupa a la institución normativa.

La comisión de las artes ultima un informe sobre la danza en la Comunitat y analizará el sector del cómic y la animación valenciana. Además, se interesará por el futuro del mural de Josep Renau en la planta baja de un edificio de Valencia y profundizará en el estado de la literatura en valenciano.

El CVC mantendrá en 2015 un presupuesto de 1,4 millones de euros, idéntico al de 2014, aunque tendrá que recortar en algunos capítulos para poder asumir el pago de parte de la paga extra de los funcionarios de 2012 y la puesta en marcha de la carrera profesional. La Generalitat no tiene las cuentas al día pero sí hace «transferencias» para poder funcionar.

Por último, el CVC aprobó ayer un informe favorable a la declaración de las Hogueras de Alicante como Bien de Interés Cultural.