?
BANCO SANTANDER

El futuro empieza en la universidad

“La educación alimenta la confianza. La confianza alimenta la esperanza. La esperanza alimenta la paz”. Confucio

Contenido desarrollado para

Ana Belén Madrid

Compartir

La educación es un pilar básico de la sociedad. Tanto es así, que la Declaración Universal de los Derechos Humanos la recoge en su artículo 26: “Toda persona tiene derecho a la educación”. Es más, la UNESCO considera que la educación no solo es un derecho humano para todos, sino que se mantiene a lo largo de toda la vida, y que el acceso a la instrucción debe ir acompañado de la calidad.

La universidad es el principal motor en el desarrollo de la sociedad y de las personas que forman parte de ella. Solo en España hay más de un millón y medio de estudiantes universitarios, según los últimos datos del Ministerio de Educación y Formación Profesional. Ellos son quienes mañana liderarán cuestiones cruciales como la gestión de los recursos, la investigación o el desarrollo económico y social. Por eso merece la pena estar a su lado ahora. 

El ingenio y la investigación en la universidad propulsan cada año ideas brillantes que nos facilitan la vida a todos. Inventos como el sistema de localización GPS, internet o las pantallas táctiles se han fraguado en estos centros, por no mencionar los innumerables avances médicos que han salido de sus laboratorios. En España, las universidades públicas han solicitado hasta 2.560 patentes internacionales PCT y 6.707 patentes nacionales entre 2005 y 2017, según datos de la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Apoyar la universidad significa invertir en el futuro y en el desarrollo de la sociedad. Por eso las entidades deben participar en su evolución e impulsar sus valores.

Apoyo a la universidad

Desde el año 2002, Banco Santander ha invertido más de 2.100 millones de euros en apoyo de la comunidad. De ellos, más de 1.600 millones de euros han ido destinados a educación superior, a través de Santander Universidades, una iniciativa única en el mundo que a día de hoy mantiene más de 1.200 acuerdos de colaboración con universidades y otras instituciones académicas de 21 países como una manera fundamental de apoyar el desarrollo económico.

Las Becas Santander, proyectos, emprendimiento, digitalización, empleabilidad… los enfoques a la hora de apoyar la educación superior son muy variados y todos ellos tienen el mismo objetivo: ayudar a los jóvenes a estar preparados para los retos del futuro y contribuir así al progreso de las personas, las empresas y la sociedad.

Becas y acceso a oportunidades

Ayudar a los estudiantes a continuar o iniciar su educación superior, a realizar prácticas en empresas o a estudiar en otros países son algunos de los propósitos que persiguen las becas.

En este sentido, Santander se ha convertido en la empresa privada que más invierte en apoyo a la Educación en el mundo (Informe Varkey / UNESCO/ Fortune 500) Desde el año 2005, se han concedido más de 290.000 Becas Santander y otras ayudas. Entre ese año y 2017, su número se multiplicó por 4,5 hasta alcanzar las 44.862 solo el año pasado. De ellas, 5.793 se destinaron a educación a distancia.

En los próximos tres años, más de 200.000 estudiantes recibirán una beca de Santander, lograrán una práctica en una pyme o participarán en programas de emprendimiento apoyados por esta entidad.

Emprendimiento

Más de 200.000 estudiantes apoyados por Santander recibirán una beca, harán prácticas o participarán en programas de emprendimiento en los próximos tres años

Promover las ideas de negocio de los jóvenes es otro de los principales objetivos de la inversión en la comunidad que realiza Santander a través de Santander Universidades. Por eso puso en marcha en 2017 Santander X, que aspira a convertirse en el mayor ecosistema de emprendimiento universitario del mundo mediante la creación de una red de colaboración internacional que conecta a universidades y emprendedores para compartir ideas, conocimiento y buenas prácticas, además de atraer inversión y clientes en el futuro.

Esta iniciativa se concreta en proyectos como Explorer, que ofrece formación, asesoramiento y mentoring gratuitos a jóvenes de 18 a 31 años que quieran desarrollar sus ideas de negocio además de los premios al Emprendimiento y la Innovación en países como Brasil, Argentina, Chile, México, Portugal, Reino Unido o España que fomentan e impulsan la cultura emprendedora.

Empleabilidad y oportunidades

Formación, superación y excelencia deben formar la palanca que ayude a los jóvenes a ganar competitividad laboral en un entorno profesional cada vez más digital y dinámico.

Por esta razón, Banco Santander, a través de Santander Universidades,  Universia y Fundación Universia, desarrolla iniciativas que orienta, ayuda e impulsa a los universitarios para  incorporarse al mercado laboral, mejorar sus habilidades, encontrar nuevas oportunidades de empleo y desarrollar sus aptitudes, y todo desde los valores de la inclusión y la equidad.

Digitalización de las universidades

Todas estas iniciativas y programas de apoyo a la Educacion Superior se desarrollan en un entorno cada vez mas digitalizado y en constante transformación, algo que el Santander tampoco pierde de vista, centrando tambien sus esfuerzos en acompañar a las universidades en su proceso de transformación digital para adaptarse a las nuevas demandas de la sociedad del conocimiento.

El objetivo es facilitar el uso de herramientas, adoptar nuevas tecnologías innovadoras, apoyarlas en la optimización y rediseño de sus procesos operativos de gestión, académicos y de investigación y crear proyectos colaborativos gracias a su red internacional de universidades.

RCS / RESPONSABILIDAD / COMPROMISO / EMPRESAS

CON PROPÓSITO

Es un proyecto que propone un recorrido por las iniciativas de responsabilidad social corporativa de las empresas españolas. Qué hacen, por qué lo hacen y cómo lo hacen… y el modo en el que estas políticas influyen en nuestro modo de vida.

Hay tantas políticas de RSC como empresas y cada una de ellas elige el entorno en el que focalizar sus esfuerzos. La sostenibilidad y la promoción de la igualdad son los ámbitos en los que las empresas españolas suman más iniciativas, junto con la lucha contra la pobreza.

A este tipo de proyectos se suma con fuerza la Economía Circular, que ha perdido ya la etiqueta de moda pasajera para convertirse en una apuesta de futuro de las grandes empresas españolas. Cada vez son más las que reman en esta dirección, en un movimiento global que abraza cada vez un mayor número de ciudadanos. Responsabilidad en el consumo, prudencia en el uso de recursos naturales, reutilización de los residuos generados por la actividad empresarial… En definitiva, responsabilidad en la cadena de producción y en el consumo.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Banco Santander. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.