?
LALIGA

El fútbol español llega a todos los rincones del mundo

La competición española suma más de 500 millones de fans en todo el mundo y una audiencia que roza los 2.700 millones de espectadores. Datos que dejan claro que su expansión internacional es un hecho que, además, trae muchos beneficios par todos los clubes

Contenido desarrollado para

Ana Belén Madrid

Compartir

Desde el estadio ataviado con la camiseta y la bufanda de tu equipo. Desde el sofá de casa frente a la tele. Desde el bar rodeado de amigos. En el coche pegado a la radio o a través de las redes sociales. Desde tu ciudad, de vacaciones o a miles de kilómetros. En todas estas situaciones lo único que varía es el atrezzo, pero la pasión por el fútbol es la misma. Puedes ser culé, madridista, atlético, valencianista o bético en Barcelona, Madrid, Valencia y Sevilla, pero también en Berlín, Nueva York, Buenos Aires o Kioto.

LaLiga es hoy una industria global amada y seguida dentro y fuera de nuestras fronteras. Tanto es así que la competición española suma más de 500 millones de fans en todo el mundo, según los datos del estudio de Sports DNA, realizado por Nielsen Sports el pasado mes de noviembre. De ellos, 92 millones se encuentran en Europa, pero 232 millones están en Asia y Pacífico, 107 millones en Centroamérica y América del Sur, 75 millones en África y 27 millones en Norteamérica. Solo hay que echar un vistazo a las audiencias televisivas de la temporada pasada para entender que el fútbol español está conquistado a los aficionados de todo el mundo. Casi 2.700 millones de espectadores (*audiencias acumuladas) siguieron los partidos de los clubes españoles en todo el mundo. 

Lionel Messi no solo es el crack del F.C. Barcelona sino uno de los jugadores más reconocidos a nivel mundial (LaLiga)

Estados Unidos es, precisamente, uno de mercados en los que el fútbol se está abriendo camino a pasos agigantados frente a los todopoderosos fútbol americano, béisbol y baloncesto. De hecho, han sido pioneros en fomentar la expansión internacionales de competiciones de referencia como la NBA, la MLB o la NFL demostrando que es una apuesta exitosa. La NBA juega en el extranjero desde que en 1990 disputó su primer partido oficial fuera de Norteamérica. Fue en Tokio entre Phoenix y Utiah. La NFL, otra de las ligas más seguidas en el país, salió de Estados Unidos en 2005 para celebrar un encuentro oficial en México ante más de 100.000 espectadores. Desde entonces han salido a disputar 34 partidos y cada año se espera con expectación su desembarco en Londres. Otro ejemplo de esta internacionalización es que los partidos de LaLiga se pueden ver ya esta temporada en el sur de Asia y la India a través de Facebook, red social donde aglutina 45 millones de followers frente a los 41 millones de la Premier League.

Son solo los dos ejemplos más notorios de la decidida apuesta de la competición española por internacionalizarse y demostrar que en un mundo globalizado, un deporte y una competición que suma tal cantidad de aficionados también debe serlo. “Seríamos bastante torpes si solo viniéramos a jugar 90 minutos y nos vamos”, aseguró esta semana el presidente de LaLiga, Javier Tebas, en Miami. “Venimos a hacer mucho más: vamos a dar a conocer mucho más del fútbol en este país”, agregó.

Una expansión que beneficia a todos los clubes

Más allá de las apuestas más mediáticas, la estrategia que ha trazado LaLiga para expandir su marca y el fútbol español por todo el mundo tiene ejemplos evidentes de que es una apuesta imparable plagada de beneficios para los equipos de nuestro país. Sin ir más lejos, el Betis este mismo verano ha ejemplificado con el fichaje del japonés Inui cómo orientar sus estrategias mirando al mundo. La presentación del extremo nipón como jugador bético se realizó por primera vez fuera de España y el director general de Negocio del Betis, Ramón Alarcón, dejó claro que esta apuesta no era baladí y pretendía ser “un puente de entrada en el país asiático”. Un movimiento que sigue la estela del Eibar, anterior club de Inui, y cuyos dirigentes también firmaron acuerdos de explotación de su marca en el mercado japonés.

El extremo japonés del Betis, Inui, en un partido en el Benito Villamarín (LaLiga)

El Real Betis, claro está, no es el único porque la expansión internacional de LaLiga y, por ende, de los clubes españoles, más allá de los seguidos Real Madrid y F.C. Barcelona, también supone abrir mercado a futuros patrocinadores y seguidores. El Sevilla, por citar otro ejemplo, inaugura este mes de octubre en Estados Unidos la Sevilla FC Soccer Academy. Con dos escuelas de fútbol en Nueva Jersey y Miami, a las que se sumarán próximamente otras cuatro sedes en Estados Unidos y una más en la ciudad japonesa de Koriyama, el club nervionense exportará de este modo su modelo futbolístico y seguirá creciendo internacionalmente.

El Rayo Vallecano ha vuelto este año a LaLiga Santander (LaLiga)

Esta apertura al exterior no solo beneficia a los todopoderosos del fútbol español sino que también es un escaparate y un modelo de negocio muy interesante para clubes más pequeños como los recién ascendidos Real Valladolid F.C., la Sociedad Deportiva Huesca y el Rayo Vallecano, que esta temporada se posicionarán en un mapa internacional que puede ayudarles a crecer. De hecho, el Rayo Vallecano ya inició este camino internacional en 2016 con la apertura de una franquicia en Estados Unidos, el Rayo Oklahoma City, que jugó en la North American Soccer League durante una temporada.

España cuenta con 13 de los 40 mejores equipos del mundo, según el site de estadísticas FiveThirtyEight. Además, LaLiga ha superado en ingresos al Calcio y a la Ligue 1 francesa, y ha alcanzado el nivel de la Bundesliga. Parece claro que si el fútbol español es un referente del deporte mundial, sus clubes tienen que mirar hacia afuera y beneficiarse de esta exposición. Para ello, esta semana se ha celebrado en Londres un evento, que por segunda vez sale fuera de España, en el que se han reunido representantes de todos los clubes para ahondar en estrategias de expansión internacional. Algo que también sucederá la próxima semana en Madrid. El World Futbol Summit reúne el lunes y el martes en la capital de España a más de 2.300 asistentes de 80 países, a representantes de 160 clubes y a estrellas como el exfutbolista y entrenador Jorge Valdano; el jugador del Manchester United y fundador y líder del movimiento solidario Common Goal, Juan Mata; el recién estrenado presidente del Real Valladolid C.F., Ronaldo Nazario, o el presidente de la Juventus, Andrea Agnelli.

La afición bética durante el último derbi sevillano (LaLiga)

Son solo algunos de los pasos que engloban la decidida apuesta de expansión internacional de LaLiga, un plan avalado por unas cifras hasta hace poco impensables: la competición española generó la temporada pasada unos ingresos cercanos a los 4.000 millones de euros, suma una audiencia que roza los 2.700 millones de espectadores y tiene presencia en 186 países.

Pero esta estrategia no se queda solo en buscar alianzas desde España porque LaLiga también trabaja sobre el terreno con una decena de oficinas en países como Estados Unidos, México, Sudáfrica, Nigeria, China, Emiratos Árabes Unidos o Singapur y tiene presencia en otros 34 países a través del proyecto LaLiga Global Network. Todo ello, apoyado por una red de más 20 embajadores entre los que figuran nombres tan destacados del fútbol a nivel mundial como Carles Puyol, Steve McManaman, Gaizka Mendieta, Fernando Morientes, Vero Boquete o Fernando Sanz. Una liga imparable que quiere seguir dejando claro que el empuje del fútbol español hoy, más que nunca, no tiene fronteras.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con LaLiga. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.