Xàbia sanciona a unos turistas que lanzaron fuegos artificiales en pleno Montgó

Parque natural del Montgó, en Alicante. /José Iglesias | LP
Parque natural del Montgó, en Alicante. / José Iglesias | LP

La Generalitat prevé multas de hasta 18.030 euros para paliar las imprudencias que ponen en riesgo el patrimonio natural

PAULA NIETOValencia

El Ayuntamiento de Xàbia ha abierto expediente a los turistas que el pasado 31 de julio lanzaron un castillo de fuegos artificiales desde una vivienda situada en pleno parque natural del Montgó. La policía fue alertada por los vecinos y consiguió localizar a los artífices de esta imprudencia, unos extranjeros que pasaban sus vacaciones en una casa alquilada de la calle La plana del Tío Adriano. Los agentes, que pillaron a los turistas en pleno acto, incautaron el material pirotécnico y abrieron expediente por una acción sancionada por la Generalitat con multas que pueden alcanzar los 18.030 euros.

El ayuntamiento de este municipio alicantino recordó ayer que está prohibido lanzar pirotecnia cerca de áreas forestales e insistió en la necesidad de mentalizar a los turistas extranjeros, los cuales no suelen ser conscientes del riesgo de esta práctica en zonas con este clima mediterráneo. El Consistorio aseguró que actuará firmemente ante este tipo de comportamientos que «ponen en riesgo el patrimonio natural de todos». Las imprudencias suelen ser el origen de la mayor parte de los incendios forestales. Por ello, Xàbia pidió que empresas o particulares que alquilen sus casas a personas extranjeras adviertan a los inquilinos de las restricciones para evitar posibles incendios, como lanzar pirotecnia o velas voladoras, hacer fuego o realizar barbacoas en días de viento o mucho calor, además de tirar colillas cerca de zonas forestales.

Los agentes piden que se conciencie a los extranjeros sobre las restricciones para evitar incendios forestales

La normativa contempla que cualquier actividad pirotécnica debe notificarse a la Subdelegación del Gobierno y, dependiendo de la cantidad de pólvora, es necesaria la tramitación de un permiso y la adopción de medidas preventivas. El caso de los turistas extranjeros es especialmente grave al tratarse de una zona con un elevado riesgo de sufrir un incendio.

El problema no es únicamente con los fuegos artificiales. La moda de los farolillos voladores con velas en su interior, cuyo uso está prohibido y multado entre los 300 y 500 euros, ha originado en alguna ocasión fuegos en este municipio. Hace tres semanas, la Policía Local localizó de madrugada a un grupo de turistas que se encontraban lanzando estos farolillos voladores, catalogados como material pirotécnico, en la orilla de la playa de la Grava, cercana al cabo de Sant Antoni y que se encuentra dentro del parque natural del Montgó. El problema surge con la gran altura que cogen estos conocidos como 'globos de los deseos', que pueden recorrer cientos de metros.

Los datos

Normativa.
El 23 de octubre dejará de tener validez el decreto que permitió en febrero, de manera excepcional y previa autorización administrativa, el uso de fuegos artificiales en zonas con terreno forestal inferior a 500 metros.
Tradición.
La Conselleria de Medio Ambiente prohibió realizar el castillo desde la escollera de Levante en el puerto. Ahora, Xàbia monta cada año plataformas acuáticas para asegurar el espectáculo.

De hecho, en Xàbia es tradición disparar un castillo de fuegos artificiales por las fiestas patronales de la Mare de Déu de Loreto, que este año se celebran desde el pasado sábado hasta el próximo 8 de septiembre, en la escollera de Levante del puerto. Al situarse el cabo de Sant Antoni a menos de 500 metros, la Conselleria de Medio Ambiente prohibió que se lanzara el castillo desde dicho punto. Para poder seguir con esta tradición de forma segura, el ayuntamiento de Xàbia monta cada año plataformas acuáticas que permiten que se dispare el castillo sin poner en riesgo sus parajes naturales.