Cinco violaciones grupales en tres meses en la Comunitat Valenciana

Uno de los acusados por violación en Callosa d'Ensarrià. /EFE
Uno de los acusados por violación en Callosa d'Ensarrià. / EFE

Una plataforma feminista sitúa la Comunitat a la cabeza de España en casos y se dispara la cifra de menores agredidas

Juan Antonio Marrahí
JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

Víctimas de entre 15 y 35 años tratadas como objetos por manadas de entre dos y nueve hombres, algunos de ellos menores. Así se esboza el perfil de las agresiones sexuales múltiples en la Comunitat Valenciana, un triste fenómeno delictivo que se revela en auge a tenor de las cifras y los últimos casos que están trascendiendo. El de Pamplona, el de Callosa d'En Sarrià o el último horror con menores de por medio en un pueblo de la Marina son sólo los puntos visibles de la lista de la vergüenza.

El Ministerio del Interior aporta una visión multifocal de la delincuencia en sus estadísticas públicas e informes anuales. Sin embargo, en sus cifras de delitos contra la libertad sexual no recopila datos que arrojen luz sobre la frecuencia de las agresiones grupales. Tampoco lo hace la Fiscalía en sus memorias. El único organismo que arroja algo de luz sobre la magnitud del problema es la plataforma Feminicidio. Publica en internet su contabilidad de estos casos a través de su proyecto 'Geoviolencia Sexual' (geoviolenciasexual.com) en el que sitúa en el tiempo y en el mapa las agresiones sexuales múltiples acaecidas desde 2016 gracias a una continua labor de hemeroteca en toda España.

Según sus datos, desde ese año ha habido, al menos, 15 denuncias o casos con arrestos en la Comunitat Valenciana. Y cinco de las agresiones se han producido o conocido en los últimos tres meses: el reciente caso de la Marina, con tres sospechosos menores, el de Callosa con una víctima de 19 años y cuatro encausados, el ataque de dos hombres a una menor de 17 años en Burriana, la trabajadora del hospital de la Vila Joiosa abordada por dos hombres y la violación a una mujer discapacitada por parte de dos individuos en Orihuela.

Las violaciones subieron el año pasado un 40%, con 168 víctimas en la región

En los tres años y dos meses de análisis, Geoviolencia sexual sitúa a la Comunitat a la cabeza de España en agresiones grupales con varias cifras relevantes. De los 95 casos documentados en España, una de cada cuatro agresiones sexuales múltiples tuvo lugar en Andalucía, en concreto el 24%). Un 16% se registra en la Comunitat y otro 15%, en Cataluña. Las tres provincias con más casos que han trascendido son Alicante, Barcelona y Málaga.

Si bien Interior no cuantifica las agresiones en manada sí analiza algunos rasgos de estas agresiones en los casos en los que la víctima no es conocida para el agresor. Lo hace en un estudio con varios expertos que publicó recientemente bajo el título de 'Agresores sexuales con víctima desconocida. Implicaciones para la investigación criminal'. Según el informe, las agresiones sexuales en grupo a víctimas desconocidas son cometidas por agresores jóvenes, en entornos rurales y con más presencia de extranjeros que en el resto de delitos sexuales, pero sin apenas antecedentes policiales. Las víctimas son, con mayor probabilidad, mujeres que ejercen la prostitución (hasta tres veces más). Y los ataques en manada se cometen mayoritariamente en sábado y en vehículos.

Focos del problema

Delincuencia sexual
Durante 2018 se produjeron más de 13.000 delitos contra la libertad sexual en toda España. En la Comunitat fueron 1.600 casos, un 17% más que en el año anterior. Lo que más preocupa son las agresiones sexuales con penetración, que pasaron de 120 a 168 eb ka región.
Víctimas menores
Interior contabiliza casi 600 víctimas de delitos sexuales a menores de edad durante 2017 en la región. Un centenar de ellas violadas
Autores menores
En 2017 fueron detenidos 56 menores de edad por delitos sexuales de todo tipo en la Comunitat. De estos arrestos, 18 se debieron a agresión sexual con penetración, de acuerdo con los datos de Interior.

De acuerdo con el estudio, «las agresiones sexuales cometidas en grupo se suelen concentrar en el perfil más vinculado a la zona rural. En cuanto a las características personales de los autores, hay una presencia menor de agresores españoles (31% en grupo, ante el 49% del resto de agresiones a víctimas desconocidas). Y cuando éstos proceden de otro país, son de zonas del Magreb o Europa del Este.

Agresores más jóvenes

A los autores también les llama la atención que los agresores que actúan en grupo «son más jóvenes» (25 años de media en grupo, frente a los 33 años en el resto de casos). «Pero apenas cuentan con antecedentes policiales y prácticamente no hay casos de que éstos sean por delitos sexuales».

En cuanto a las víctimas, en este tipo de agresiones grupales desciende ligeramente el porcentaje de víctimas españolas (un 55% frente al 62%) y aumentan las víctimas procedentes de Sudamérica, Países del Magreb, Europa del Este y resto de países de África. Además, «hay claramente más presencia de víctimas que ejercen la prostitución en las agresiones sexuales en grupo», en concreto «hasta tres veces más».

600 chicas menores sufren cada año casos de delincuencia sexual en la Comunitat

En relación con el modus operandi de los agresores, la mayoría de las que se cometen en grupo se producen en festivo o fin de semana, mayoritariamente en sábados y de noche. «El método de aproximación a las víctimas más característico», revela el estudio, «es el engaño, aunque también se utiliza frecuentemente la violencia física o psicológica». El lugar de la agresión suele ser la vía pública o un espacio abierto, escenario en un 65% de los casos ante el 52% de las agresiones no grupales. Le siguen el domicilio, un espacio cerrado o los alrededores de una zona de ocio. El tipo de zona donde se comete la agresión es mayoritariamente residencial.

Durante 2018 se produjeron alrededor de 13.800 delitos sexuales en toda España, un 18,1% más que en 2017, según Interior. En la Comunitat, el año acabó con casi 1.600 casos, un incremento del 17%. Preocupa especialmente que pasamos de 120 a 168 violaciones, un aumento del 40%.

Si nos centrantramos en las víctimas menores, de nuevo grave incremento. En 2017 (último año registrado en este enfoque) la Comunitat tocó techo con 590 chicas víctimas de delincuencia sexual, de las que 102 sufrieron violaciones. Quizá la única buena noticia en este panorama es que el número de menores detenidos por delitos sexuales tiende a descender (56 en ese año) y también el de violadores de menos de 18 años (18 arrestos).