El viento derrumba parte de un chiringuito en Cullera

El chiringuito abría sus puertas en la tarde de ayer tras el incidente. / sofía sánchez
El chiringuito abría sus puertas en la tarde de ayer tras el incidente. / sofía sánchez

S. SÁNCHEZ/ A. TALAVERA

cullera. La tormenta que azotó la provincia de Valencia la madrugada del viernes provocó que se derrumbara parte de un chiringuito de playa en Cullera sin causar heridos. En concreto, los fuertes vientos que se registraron en esta zona de costa hicieron que se rompiera el parasol de madera de un establecimiento instalado en la playa de Sant Antoni.

Por suerte, los hechos se produjeron sobre las cuatro y media de la madrugada, por lo que ya era hora de cierre y apenas quedaba gente en el bar, así que no hubo que lamentar daños personales ni tampoco se produjeron cortes de luz. Y es que unas horas antes el chiringuito estaba completamente lleno de gente disfrutando de la música ya que estos días la playa de Cullera está repleta de jóvenes debido al inicio del afamado festival de música electrónica Medusa.

En la tarde de ayer ya se había vuelto a colocar el mobiliario en la playa y se habían retirado las partes de madera rotas a la espera de reponer el parasol dañado. Los propietarios del local estaban sorprendidos por la virulencia del viento, que en tan solo unos minutos acabó con «esta estructura que es muy sólida y que se revisa todas las semanas».

Fotos

Vídeos