¿De dónde vienen los nuevos valencianos?

La llegada de inmigrantes permite que la población crezca en 28.242 personas | El flujo de extranjeros se dispara a niveles anteriores a la crisis con los países de Sudamérica como principales emisores

J. SANCHIS

La Comunitat tenía una población de 4.974.475 habitantes a uno de enero de 2019, 28.242 más que un año antes. Son los datos del censo de población publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que revelan un crecimiento del 0,57%, algo inferior al registrado en España (0,59%). La valenciana es la octava autonomía con mayor alza demográfica, por detrás de Baleares, Madrid, Canarias, Cataluña, Navarra, Murcia y Aragón.

Se trata del incremento poblacional más importante en la última década y supone el tercer año consecutivo en el que se registra un aumento demográfico en la Comunitat. Esta subida se produjo pese a que el saldo vegetativo (la diferencia entre nacimientos y defunciones) fue negativo en 7.417 personas.

Según el INE, la población en España se situó en los 46,9 millones tras incrementarse en 276.186 personas, el aumento más importante desde 2008. Con ello se superó el anterior valor histórico más alto que se registró en 2012.

La llegada de extranjeros es lo que está permitiendo que la población de la Comunitat siga al alza en un fenómeno paralelo al que está experimentando la población española. El saldo migratorio fue de 32.054 habitantes con lo que la valenciana fue la tercera autonomía con un diferencial más alto durante 2018 (32.054) tan sólo por detrás de Cataluña (83.762) y Madrid (73.126).

El saldo migratorio en España fue de 333.672 personas, el mayor de la serie iniciada en 2008, frente a un crecimiento vegetativo negativo de 56.262 personas. Si no se tuviera en cuenta la inmigración, la población habría caído en 98.595 personas.

En 2018, según los datos del INE, la llegada de inmigrantes experimento un incremento del 25% con 83.645 nuevos residentes registrados en la Comunitat. Esta cifra es la más elevada desde el inicio de la crisis. Desde 2015 el volumen de entradas se había ido recuperando tras la caída experimentada durante el ciclo económico negativo, pero no hasta el nivel del pasado año.

Uno de cada tres inmigrantes que se asentaron en la Comunitat procedía de países de la UE. Y la mayor parte fueron británicos. Según los datos del INE, se registraron 7.590 nuevos ciudadanos del Reino Unido. El volumen de llegadas prácticamente se ha duplicado desde que se aprobó el Brexit en 2016.

Aún así, la mayor parte de los extranjeros que llegaron a la Comunitat procedían de países de centro y sudamérica y suponían uno de cada tres inmigrantes que en 2018 se asentaron en tierras valencianas.

El contingente más importante procedía de Colombia. Se contabilizaron 8.114 llegados durante el año pasado con un incremento del 70%. También se registró un fuerte aumento en el número de venezolanos que eligieron residir en la Comunitat ante la difícil situación política que atraviesa su país. En 2018 se registraron 5.007, lo que supuso un alza también cercana al 70% respecto al año anterior.

Los marroquíes supusieron un importante volumen en el conjunto de los inmigrantes que llegaron a la Comunitat. El año pasado se registraron más de 6.000, con un incremento cercano al 50% respecto al ejercicio anterior.

El cuarto contingente en importancia fueron los rumanos con 4.423 nuevos registros, una cifras prácticamente igual a las del año anterior. Los italianos ocuparon el quinto puesto en la Comunitat con 3.599 nuevos residentes.

El incremento en la llegada de extranjeros a España en 2018 fue del 6,3%. El contingente principal de foráneos que experimentó un mayor crecimiento fue del de venezolanos (47% más), seguido por los colombianos (un 25,1%), marroquíes (4,7%), italianos (10,3%) y hondureños (32,4%).

Más