Veterinarios alertan del riesgo de los comercios ilegales

Los especialistas advierten de que las especies exóticas son potenciales transmisoras de enfermedades

D. GUINDO VALENCIA.

Guacamayos, agapornis, cobayas, conejos, hurones, tortugas acuáticas y dragones barbudos son las especies exóticas que, con más frecuencia, se están convirtiendo en animales domésticos, pero, según alertan desde el Colegio de Veterinarios de Valencia, muchos de estos animales «no son la mejor mascota para los niños porque precisan cuidados muy específicos y pueden ser potenciales transmisores de enfermedades zoonóticas». El riesgo de que estos animales presenten alguna dolencia que pudiera afectar a las personas aumenta si se adquieren en establecimientos ilegales, puesto que no suelen aportar los certificados de salud de los ejemplares. Al respecto, Martín José Molina, miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Veterinarios de Valencia y especialista de este ámbito, recomienda que se adquieran en comercios legalmente establecidos y que sean animales que hayan pasado el pertinente control veterinario. Molina recuerda que casi habían desaparecido los casos de contagios de especies exóticas, por lo que mostró su sorpresa ante el incidente registrado en Murcia y que puede haberse extendido por otros territorios como la Comunitat.

Además, este especialista detalló que, por un lado, aves como loros, periquitos o papagayos pueden transmitir la neumonía, mientras que reptiles y tortugas pueden ser portadores de salmonelosis, pero matizó también que animales domésticos como perros pueden contagiar la sarna, de ahí que unos cuidados inadecuados pueden propiciar que aparezcan enfermedades.