Veinte años con la risa terapéutica

Uno de los artistas, con un niño hospitalizado. / nerea coll
Uno de los artistas, con un niño hospitalizado. / nerea coll

La asociación sin ánimo de lucro celebra sus dos décadas de vida con más de 270.000 menores atendidos en miles de intervenciones

A. CORTÉS

Al llegar al hospital, los payasos hablan con los sanitarios para conocer el estado médico de los niños y adolescentes hospitalizados, pues deben adaptarse a cada uno de ellos para preparar la dinámica. Payasospital es una asociación sin ánimo de lucro que lleva una veintena de años contribuyendo a la recuperación de los menores hospitalizados mediante actuaciones artísticas, las que reducen su estrés y ansiedad.

Su fundador y director artístico, Sergio Claramunt, terminó sus estudios de interpretación en París y trabajó durante cuatro años en una asociación francesa similar. Cuando regresó a Valencia, creó Payasospital para cambiar el estado anímico de los pequeños en esta situación tan delicada. «Lo más enriquecedor de nuestro trabajo son las lecciones que nos dan los niños», cuenta Claramunt. «Es increíble ver como logran olvidar su enfermedad para seguir riendo y jugando pese a todo».

Suelen improvisar y se sirven de instrumentos musicales para acompañar canciones y parodias. Intervienen por parejas, coordinados con el personal sanitario y de forma diversa en cada habitación. Para el equipo, uno de los momentos más especiales es cuando transforman el llanto de un paciente en risa. «Muchos nos conocen porque vamos varias veces por semana y nos esperan», relata el fundador. No obstante, hay momentos muy dolorosos, por lo que los artistas asisten a una formación psicológica mensual. «Pueden anunciarte que un niño en estado terminal ha empeorado y sabes que será la última o penúltima vez que lo veas», narra.

«Muchos de los niños ya nos conocen porque actuamos varias veces por semana y nos esperan»

Hace dos décadas sólo trabajaban ocho payasos y únicamente en el Clínico de Valencia. En la actualidad actúan 24 profesionales en las tres provincias de la Comunitat. El trabajo de los payasos es remunerado y son formados por la propia asociación. Su terapia se desarrolla principalmente en las unidades de Oncología Pediátrica, en Pediatría, la UCI y Urgencias. Ahora han comenzado a trabajar en quirófanos para acompañar al paciente cuando le separan de sus padres y cuando despierta.

Las atenciones se concentran en La Fe, Clínico, Dr. Peset de Valencia, Hospital General de Alicante, Hospital General de Elche, Hospital de San Juan, Hospital General de Castellón y Hospital de la Plana de Vila-Real. En estos ocho actúan semanalmente. En los centros sanitarios de Alcoy y Sagunto lo hacen cuatro y dos veces al año. En todos recetan sus risas terapéuticas.