Los valencianos engordan hasta 5 kilos en Navidad por comidas y sedentarismo

Los valencianos engordan hasta 5 kilos en Navidad por comidas y sedentarismo

El Colegio de Dietistas y Nutricionistas de la Comunitat Valenciana indica una serie de consejos e ideas para conservar una buena alimentación durante las próximas fiestas

EFE

Los valencianos engordan hasta cinco kilos durante las fiestas navideñas debido a las comidas y el sedentarismo propios de estas fechas, y después lo intentan compensar con dietas muy restrictivas que son perjudiciales para la salud, según ha informado el Colegio de Dietistas y Nutricionistas de la Comunitat Valenciana (CODiNuCoVa).

El Colegio también ha lanzado una serie de consejos dietéticos e ideas culinarias para conservar una buena alimentación «sin renunciar a poder disfrutar de la Navidad», como reducir el consumo de aperitivos procesados y altos en sal, sustituir platos fritos por cocinados al vapor y evitar dietas milagro para compensar los atracones, entre otras.

Rocío Planells, gerente del CODiNuCoVa, ha explicado que el aumento de peso durante la Navidad es «alarmante» porque «hemos empeorado la calidad de los alimentos que consumimos, priorizando los productos que contienen un porcentaje alto de azúcares añadidos, sal y grasas de mala calidad«.

Para la gerente, hay que «moderar el consumo de productos propios de estas fiestas» y, por ejemplo, «dejar el consumo de dulces típicos para los días festivos« y evitar así que »se convierta en un hábito diario que se alarga hasta finales de enero«.

Planells ha propuesto redactar una lista de la compra «con lo que realmente se necesita» y evitar las compras excesivas y la elaboración de platos abundantes en proporción al número de comensales.

También ha comentado que es recomendable ir a comprar sin hambre puesto que en estas fechas se pone al alcance de los consumidores productos llamativos que no se venden durante el año y que están altamente procesados, y que en vez de ir a los supermercados, se opte por mercados locales con productos «que aumentarán la calidad de los platos».

Una de las recomendaciones son los frutos secos tostados en vez de aperitivos muy procesados con alto contenido en sal, azúcares añadidos y grasas de mala calidad y, en las guarniciones, desplazar los ultraprocesados y apostar por las verduras, hortalizas o ensaladas con aceites de oliva, vinagre, hierbas o especies.

También se pueden elaborar primeros platos calientes a base de verduras, como las cremas, que dan una mayor sensación de saciedad, y para terminar la comida, recetas con frutas, yogur, queso batido, «ingredientes con los que se consiguen postres saludables sin necesidad de recurrir a dulces y llenos de azúcar», ha apuntado Planells.

Asimismo, para hidratarse, el Colegio ha recomendado optar por el agua como bebida principal y controlar el consumo de alcohol y refrescos, que solo aportan colorías vacías.

 

Fotos

Vídeos