Urgencias cerradas en pueblos valencianos por la falta de médicos

Centro de salud de Valencia./LP
Centro de salud de Valencia. / LP

El Sindicato Médico denuncia que el servicio se cierra en zonas rurales cuando el facultativo acude a una visita domiciliaria

LAS PROVINCIASValencia

El Sindicato Médico de la Comunitat Valenciana (CESM-CV) denuncia que algunos Puntos de Atención Continuada (PAC) de las zonas rurales se están viendo obligados este verano a cerrar cuando el médico ha de acudir a una urgencia domiciliaria debido a la falta de sustitutos.

Durante el horario de urgencias, es decir, a partir de las 15 horas entre semana y las 24 horas los domingos y festivos, algunos PAC solo cuentan con un médico y una enfermera por lo que si deben trasladarse a una visita domiciliaria «se ven obligados a cerrar, y si hay algún paciente esperando dentro, se le indica que debe abandonar el centro de salud hasta que vuelva porque tiene que cerrarlo ya que no hay personal que se quede vigilándolo», lamentan fuentes del Comité Ejecutivo de CESM-CV.

Esta situación se está dando en distintas zonas de interior de la provincia de Alicante, en poblaciones como Agost, Pinoso, Sax, Onil, Muro y Banyeres. También en la provincia de Valencia, por ejemplo, en la comarca del Rincón de Ademuz.

«La falta de sustitución de médicos rurales ha llevado a que solo haya un facultativo en algunos Puntos de Atención Continuada y que, ante cualquier salida urgente domiciliaria, no le quede más remedio que cerrar las instalaciones hasta que vuelva de la atención domiciliaria», apuntan las mismas fuentes. El Sindicato Médico resalta que, de nuevo, «estamos ante una situación que conlleva una reducción de la calidad asistencial».