Una tromba de agua con toda la lluvia de un año

Dos vecinos cruzan una calle anegada en Dolores. / REUTERS/Susana Vera
Dos vecinos cruzan una calle anegada en Dolores. / REUTERS/Susana Vera

Aemet califica de «anomalísima» la gota fría al producirse con unas condiciones climáticas propias de octubre o noviembre

JUAN SANCHISVALENCIA.

La gota fría que asoló la Vega Baja y otras zonas de la Comunitat la pasada semana ha sido un episodio meteorológico anormal. El jefe de Climatología de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en la Comunitat. José Ángel Núñez, lo llegó a calificar de «anomalísimo», ya que se ha producido por la conjunción de una serie de factores más propia de octubre o noviembre.

La elevada temperatura del mar, la orografía, la concentración de vapor de agua, la gota fría y el viento húmedo crearon la tormenta perfecta para que la comarca alicantina sufriera el peor temporal de su historia con precipitaciones que superaron los 500 litros por metro cuadrado. Según los datos de Aemet, las lluvias son un 40% superiores a las acumuladas en el peor episodio conocido hasta la fecha, en 1987.

Como dato relevante, Orihuela, según los datos de Aemet, llegó a registrar 184,4 litros por metro cuadrado en apenas dos horas, mientras que se considera lluvia torrencial cuando se superan los 60 litros por metro cuadrado.

El portavoz de Aemet, Rubén del Campo, señaló que durante el episodio se registraron el doble de precipitaciones de lo que suele contabilizar durante un año completo, un hecho que calificó sin precedentes

El temporal también dejó los registros más altos desde que se tienen datos en Ontinyent donde llegaron a recoger 298,8 litros en apenas 24 horas.

Núñez destacó que el temporal no se puede atribuir directamente al cambio climático, aunque se trata de un fenómeno coherente con las predicciones que indican que las precipitaciones están siendo más intensas.

Verano cálido

El director del centro de Aemet en la Comunitat, Jorge Tamayo, indicó que la Agencia prevé que el otoño será más cálido de lo normal. También indicó que tampoco existen elementos para determinar si en los próximos meses habrá otros episodios de torrencialidad, ya que son situaciones singulares «»casi al margen» del movimiento normal de la atmósfera.

Desde Aemet han señalado que el verano ha sido muy cálido, con una temperatura media que se ha situado en los 23,8º, un 0,8º por encima de lo normal. Tamayo señaló que los ocho veranos más calurosos desde 1950 se han registrado en el siglo XXI.

La Comunitat, además, presenta en el 96% del territorio superávit pluviométrico por los cuatro grandes temporales que se han registrado en este año hidrológico: en octubre, noviembre de 2018 y en abril y finales de agosto y septiembre.

A falta de diez días para finalizar el año hidrológico, el 2018-2019 está siendo húmedo en la Comunitat, con una precipitación media un 30 % superior a la del promedio.

Más