El tren a Zaragoza acumula un centenar de incidencias graves en los últimos años

El tren a Zaragoza acumula un centenar de incidencias graves en los últimos años
J. J. Monzó

El Gobierno reconoce la cifra a preguntas del PP en el Congreso, donde también fija para 2023 la finalización del plan de mejoras en la línea

ISABEL DOMINGO

Un centenar de incidencias graves en los últimos tres años, en concreto, 104. Es el balance que arroja la línea ferroviaria entre Valencia y Zaragoza, pendiente de una modernización desde hace años como reclaman tanto en la Comunitat como en Aragón los empresarios, la sociedad civil y las administraciones públicas.

Así lo ha revelado el Gobierno central en la respuesta parlamentaria a varias preguntas formuladas en el Congreso por tres diputados del grupo popular: Miguel Barrachina (Castellón y, además, portavoz del PP en la comisión de Fomento), Manuel Blasco (Teruel) y Ana Alós (Huesca). Los parlamentarios interrogaron al Ejecutivo de Pedro Sánchez sobre los problemas que habían afectado a las líneas de Media Distancia en Aragón en los últimos años y sobre las inversiones y actuaciones previstas.

Según la respuesta dada por el Gobierno, son 104 «incidencias graves» (o «destacables») en los servicios ferroviarios entre Valencia-Teruel-Zaragoza, Teruel-Zaragoza y Valencia-Teruel, de las que 35 corresponden a 2016, otras 41 a 2017 y las 28 restantes al ejercicio pasado. Entre los años 2016 y 2018, además, en el tramo Zaragoza-Huesca-Jaca-Canfranc, el número rozó el centenar (96).

Este tipo de problemas son, según consta en el escrito enviado a los diputados del PP, «las que provocan retrasos de más de 30 minutos» y se achacan a Renfe, ya que son averías de los propios trenes. Es el caso, por ejemplo, de lo sucedido en diciembre, cuando un tren con 40 pasajeros a bordo registró un pequeño incendio por un problema en los ejes, lo que provocó un retraso de dos horas en el viaje.

A la cifra del centenar de averías en los trenes habría que añadir los incidentes que causan demoras de menos de media hora o aquellos que se derivan del mantenimiento de las vías, que son responsabilidad del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) -y de las que el ministerio no facilita los datos-, o los provocados por condiciones meteorológicas (diciembre fue el mes con el mayor números de averías).

La información facilitada por el Gobierno también desvela, como apuntó el diputado Miguel Barrachina, otro dato: el retraso de la fecha de finalización del plan director de mejora, con 385 millones y cuyas actuaciones (algunas en marcha, como la renovación de vía entre Sagunto y Teruel) se extendían hasta 2021. Sin embargo, el escrito gubernamental recoge «un horizonte temporal de ejecución establecido en 2022-2023».

Más