El trayecto en tren Valencia-Zaragoza durará 15 minutos menos tras las obras

Operarios trabajan en las obras del trayecto ferroviario entre Valencia y Zaragoza. / Adif

La línea está cerrada hasta el 5 de octubre, aunque el servicio de Cercanías hasta Caudiel se restablecerá a partir del 16 de septiembre

ALEJANDRO MARTÍVALENCIA.

Más de 100 millones de euros han sido ya invertidos en las obras de rehabilitación de la línea ferroviaria que conecta Sagunto, Teruel y Zaragoza. En total, se espera que se movilicen más de 380 millones de euros con el principal objetivo de construir nuevos apartaderos, que faciliten el acceso a trenes de hasta 750 metros de longitud y 22 toneladas por eje y que mejoren la circulación de la vía en casos de excesivo tráfico ferroviario. La intención es que el viaje entre Valencia y Zaragoza se acorte en 15 minutos.

En la Comunitat Valenciana, este tipo de obras se están realizando en las estaciones de Estivella, Navajas y Barracas. Las dos primeras contarán con el apartadero a partir del 16 de septiembre, fecha en la que se reabrirá la circulación hasta Caudiel. Sin embargo, la de Barracas no estará disponible hasta el 6 de octubre, cuando se libere de nuevo toda la línea hasta Zaragoza. Y es que, como ya informó LAS PROVINCIAS, la vía ferroviaria entre Valencia y la capital aragonesa lleva cerrada desde el pasado 9 de julio.

Ángel Contreras, director general de conservación y mantenimiento de Adif, asegura que «la intención de las obras es mejorar la capacidad de la línea y poder tener convoyes de 750 metros, que es el estándar europeo». Por eso destaca la necesidad de contar con apartaderos cada 50 kilómetros que «permitan circular a los trenes mas competentes». Y es que además de las estaciones valencianas de Estivella, Navajas y Barracas, otras localidades turolenses como Cariñena o la Puebla de Valverde también se están viendo afectadas por estas obras.

Sin embargo, se trata sólo de la primera fase de la rehabilitación de la vía. Y es que durante los meses de cierre del trayecto se han acometido aquellas obras que son incompatibles con la circulación ferroviaria. No obstante, también se ha aprovechado para realizar otras mejoras como el refuerzo de terraplenes o la sustitución de travesas. Sin embargo, pese a la reapertura del tráfico de trenes hasta Caudiel a mitades de septiembre y hasta Zaragoza en octubre, los trabajos de mantenimiento continuarán en los próximos meses mientras el nivel de trenes vuelve a la normalidad. Ángeles Contreras señala que «seguiremos trabajando, pero habremos realizado todos aquellos trabajos incompatibles con la circulación». De hecho, la construcción del apartadero todavía no ha comenzado en la estación de Navajas, en la que se están llevando a cabo labores de renovación de vía, ya que se podrá compatibilizar su habilitación con el tráfico ferroviario.

Además, los trabajos de modernización de la vía conllevarán un disminución del tiempo total del trayecto. Ángel Contreras apunta que la duración del viaje puede descender «entre 10 y 15 minutos». No obstante, afirma que «hay otras circunstancias que pueden afectar a lo que es el tiempo de viaje». Sin embargo, lo que sí que puede asegurar es que «la línea ha crecido mucho». Y es que a finales de 2017 había «tres circulaciones y ahora contamos con 34 y sigue aumentando». Mientras tanto, 300 personas continúan con las obras en esta línea de 318 kilómetros, que a partir del 16 de septiembre estará disponible hasta Caudiel y del 5 de octubre hasta Zaragoza.