Los transportistas arremeten contra Fomento por las restricciones a los camiones

El sector rechaza la modificación de la Ley de Carreteras por la que el Gobierno podrá obligar a los vehículos pesados a circular por autopistas

ISABEL DOMINGO

valencia. Malestar entre los transportistas valencianos con el Ministerio de Fomento por la última decisión adoptada que afecta al sector y que ha llegado mediante la reforma de la Ley de Carreteras, aprobada por un Real Decreto-ley en el último Consejo de Ministros.

La modificación implica que, a partir de ahora, el Gobierno podrá prohibir a los camiones y a otros vehículos pesados circular por las carreteras nacionales y obligarles a desviar sus trayectos por autopistas. Una medida que irá acompañada de bonificaciones en los peajes, según informó el ministerio.

Con ello, se pretende dar cobertura legal a una iniciativa que ya se ha implantado en algunos tramos, «con buenos resultados para la seguridad vial», según explicó el ministro José Luis Ábalos. Uno de ellos es el de la N-340 desde Peñíscola hasta Tarragona, donde los camiones tienen que circular por la AP-7.

La patronal pide a Ábalos que «dé marcha atrás» o, de lo contrario, adoptará medidas de protesta

Para la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte (FVET) la modificación de la Ley de Carreteras es «un intento de atentar contra la libre circulación» y recordó que existe un «rechazo unánime» en el sector. En este sentido, la patronal de los transportistas apuntó que la medida «además de suponer un aumento innecesario de los kilómetros recorridos y del tiempo necesario en realizar un trayecto, está causando, donde se está aplicando, gravísimos problemas de saturación en las insuficientes áreas de servicio existentes, dificultando así que los transportistas puedan realizar los descansos que establece la ley».

Por ello, desde FVET se acusó al departamento de Ábalos de «ahondar en la crisis de los transportistas» y de «demonizar al sector», algo que es «precisamente lo contrario de lo que se espera que haga un dirigente político, en este caso el ministro de Fomento».

La organización que agrupa a casi mil empresas de transporte lamentó que se vincule siniestralidad en carreteras y contaminación medioambiental con el sector. «Totalmente falso», resaltaron, además de indicar que los accidentes con camiones han bajado un 20%.

Reuniones con Fomento

Según la patronal valenciana, en la reunión mantenida tanto con Ábalos como con la secretaria general, se les explicó la «situación crítica del sector» debido, entre otros asuntos, a la subida del diésel. Ahora, con la publicación de este decreto ley, desde FVET se preguntan «¿de qué han servido las reuniones mantenidas y las promesas de estudiar la situación? Parece que ya estaban tomadas las decisiones y, una vez más, el sector ha servido sólo para hacerse la foto con el ministro y dar una falsa imagen de diálogo».

Los transportistas reclamaron a Fomento que «dé marcha atrás y reconsidere su postura». De lo contrario, advirtieron, «nos veremos obligados a tomar decisiones que afectarán de forma muy negativa al funcionamiento tanto de las carreteras como de los servicios de transporte». Ya el mes pasado, la patronal nacional Fenadismer anunció que llevaba al ministerio a los tribunales por obligar a circular por la AP-7 al considerarlo «discriminatorio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos