El transporte público sólo alcanza el 14% de los viajes entre Valencia y l'Horta

Acceso a Valencia desde la pista de Silla. / irene marsilla
Acceso a Valencia desde la pista de Silla. / irene marsilla

El plan de movilidad del área metropolitana recoge las críticas de los usuarios por la falta de servicios públicos

ISABEL DOMINGO

valencia. Potenciar la red de transporte público, tanto en la oferta como en la intermodalidad y el sistema tarifario. Es uno de los objetivos que se ha marcado la Conselleria de Obras Públicas con el plan de movilidad del área metropolitana de Valencia, que salió a exposición pública el viernes con un periodo de 45 días para la presentación de alegaciones. ¿El motivo? Los datos recogidos en el informe de más 500 páginas que refleja de forma pormenorizada cómo se desplazan los 1,9 millones de habitantes de estos municipios.

Porque el informe revela que el transporte público apenas representa el 14% de los viajes entre Valencia y el área metropolitana, tanto en las relaciones dentro de la ciudad como en las del cap i casal con el resto de municipios. En este sentido, el plan de movilidad constata que más de la mitad (un 55,6%) de los desplazamientos en este entorno se realizan en vehículo privado y que, excluyendo la capital del Turia, el 90,7% de los trayectos entre municipios se hacen en coche frente al 6,6% que usan autobuses interurbanos o metro. También aporta otro dato: cada día entran y salen a Valencia más de 150.000 coches que no son de la ciudad, además de los 900.000 desplazamientos de entrada y salida.

Es aquí donde aparece uno de los problemas que pone sobre la mesa el documento de la conselleria: «Estas cifras ponen de manifiesto la escasez de transporte público entre municipios realizando conexiones transversales frente a las radiales con Valencia». Sobre esto, entre las medidas propuestas en el plan figura la reestructuración de la red de Metrobus y la licitación de las nuevas concesiones, como ha sucedido recientemente con el anuncio de cuatro líneas nocturnas para conectar l'Horta con Valencia.

«Hace falta mejorar la velocidad del bus para que la gente apueste por ese modo», dice el informe

Los propios usuarios detallan los motivos por los no optan por el transporte público en sus desplazamientos: la falta de servicio o que «es inadecuado» y estar cerca del destino. En ambos casos, son causas que están por encima del 30% respecto a las otras respuestas, como la incomodidad, ser más lento que el coche o los horarios inadecuados.

De ahí que el análisis remarque que «para poder ser efectivos en la reducción del uso del automóvil en distancias más grandes, es imprescindible que la red de transporte público sea una verdadera alternativa al vehículo privado en la capital y el resto de la comarca. La cobertura territorial de la red de autobuses es buena, la accesibilidad es muy alta. Hace falta profundizar en la mejora de la velocidad, para que realmente a la gente le compense usar el bus antes que el coche».

El plan de movilidad, al que la conselleria prevé destinar 128 millones de euros (con aportaciones también del Gobierno, los municipios o las empresas privadas), también repasa la evolución del transporte público en las últimas décadas. Para ello, recupera las encuestas realizadas en 1991 y 2010, donde se observa que el uso ha disminuido, pasando de representar el 30% de los llamados viajes mecanizados en 2010 al 24% actual. Incluso el porcentaje de hace 27 años era superior, el 26,7%.

Como soluciones el documento apunta entre otros aspectos a la necesidad de establecer nuevos puntos de intercambio modal entre coche y red de transporte público, es decir, los conocidos como 'park&ride'; mejoras en la red de metro; plataformas reservadas; o vías preferentes para Metrobus dado que actualmente el servicio «se encuentra colapsado al compartir la red viaria con el vehículo privado».

 

Fotos

Vídeos