Trabajadoras del alterne defienden la ayuda de Igualdad

ALEJANDRO MARTÍ

valencia. «Las feministas impiden hablar a muchas mujeres por ser prostitutas». El Comité de Apoyo a las Trabajadoras del Sexo (CATS) acusa a los grupos feministas que se oponen a la ayuda económica que les ha sido otorgada por la conselleria de Igualdad de «intentar criminalizar la prostitución».

La subvención de 7.586,11 euros ha sido concedida por el Consell para realizar una investigación acerca de la «Discriminación, estigma y discurso de odio en la prostitución».

Sin embargo, la plataforma Front Abolicionista, que aglutina a 40 entidades feministas, solicitó la semana pasada a la consellera de Igualdad, Mónica Oltra, que no financie a este comité, ya que «intenta normalizar la prostitución».

No obstante, Nacho Pardo, coordinador de CATS, asegura que «criminalizar la prostitución no es la solución», ya que afirma que se va a practicar de todos modos. Por tanto, apuesta por «reconocer la prostitución como un trabajo para que las mujeres que se dedican a este oficio puedan acceder a derechos laborales».

Además, han solicitado reunirse con Oltra para «aclarar la situación» y reiterar su objetivo de «defender los derechos de las trabajadoras».