El tercer carril entre Valencia y Castellón, sin fecha un año después de terminar las obras

Operarios durante los trabajos realizados el año pasado en el tercer carril en Puçol. / Jesús Signes
Operarios durante los trabajos realizados el año pasado en el tercer carril en Puçol. / Jesús Signes

Fomento evita fijar plazos para la puesta en marcha del tramo del corredor mediterráneo al estar realizando aún pruebas técnicas

Isabel Domingo
ISABEL DOMINGOValencia

La visita que realizó el pasado jueves el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, a Castellón no sirvió para despejar una de las incógnitas que aún se mantienen en las obras del corredor mediterráneo en la Comunitat Valenciana. Aclarada el pasado junio la fórmula sobre el tramo entre Castellón y Vandellós -que finalmente tendrá ancho internacional-, quedaba por conocer cuándo entrará en funcionamiento el tercer carril, que permite la circulación en ancho ibérico e internacional, entre Valencia y Castellón.

Las obras ferroviarias entre las dos capitales de provincia finalizaron hace un año y se realizan pruebas técnicas desde el 20 de marzo pero el ministerio evita concretar los plazos en los que se podrán ver circular los primeros trenes comerciales. Entre ellos, la esperada alta velocidad de la capital de la Plana, que permitirá reducir el tiempo de viaje entre Castellón y Madrid en media hora, además de reforzar el servicio ferroviario entre las dos ciudades.

Una decisión motivada por los anteriores incumplimientos, ya que el ministerio anunció el tercer carril para diciembre de 2015 (con Ana Pastor al frente) y, después, para el primer trimestre de 2017 (Rafael Catalá). Así, lo único que concretó De la Serna durante su última visita a la Comunitat fue que se está «cerca» de que la Agencia de Seguridad Ferroviaria dé el último paso, que sería la formación de maquinistas, ya que deben contar con la homologación necesaria sobre el trazado.

De la Serna aseguró en su última visita que el permiso de la Agencia de Seguridad está «cerca»

«No podemos dar fecha concreta hasta que no se aseguren las condiciones de seguridad», reiteró el ministro, que siempre ha evitado concretar plazos aunque sí ha mostrado en alguna ocasión (como durante la supervisión de las primeras pruebas en marzo) su deseo de que fuera antes de concluir 2017.

Algo que también apuntó el presidente de Adif, Juan Bravo, durante su paso por Valencia en septiembre para descubrir una placa conmemorativa del centenario de la estación del Norte. «En los próximos meses, hacia finales de año, el servicio estará operativo», señaló.

Pero noviembre trajo de nuevo la inconcreción pues, a mediados de mes, el coordinador adjunto del corredor mediterráneo, Alejandro Faundez, pronunciaba una conferencia en Castellón e insistía en que la entrada en servicio del AVE será «en breve», sin aclarar un periodo de tiempo. Según Faundez, el tramo está en la cuarta y última fase de pruebas técnicas, las que corresponde a la fiabilidad.

Adif ha licitado un contrato de supervisión de la infraestructura por 529.000 euros

De ahí que desde la ejecutiva del PSPV en Castellón lamentaran hace unos días que no se ofrezca «una explicación medianamente creíble de lo que está ocurriendo», indicó la secretaria de Relaciones Institucionales en funciones, Estíbaliz Pérez.

En su contexto

178
millones es la inversión realizada por el Ministerio de Fomento en la implantación del tercer carril en una de las vías entre Valencia y Castellón. La instalación en la otra vía se ha licitado por 6,4 millones.
En pruebas
Desde que arrancaron las pruebas de circulación, Adif ha realizado auscultaciones geométricas y dinámicas de vía en ancho ibérico e internacional, auscultación ultrasónica de carril y geométrica de catenaria y circulaciones con la serie 100, entre otras.
A 200 km/h
Las pruebas en los desvíos del tercer carril se han efectuado a 160 kilómetros por hora y a 200 km/h. Esta será previsiblemente la velocidad a la que circulará el AVE, ya que los trenes no podrán alcanzar los 650 km/h al no contar con una plataforma ferroviaria exclusiva.
Tercer carril

El tercer hilo permitirá que circulen tráficos en ancho ibérico e internacional (o estándar). La alta velocidad a Castellón compartirá línea con trenes de Cercanías, Media Distancia, Euromed y mercancías, por lo que podrían revisarse los horarios y servicios.

Contrato de supervisión

En la misma línea se manifestó la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) en el último chequeo del corredor mediterráneo en La Encina, donde se hizo hincapié en que «llevamos ya seis meses de pruebas y nadie nos concreta nada». En este sentido, fuentes ferroviarias consultadas por LAS PROVINCIAS recordaron que la solución del tercer carril nunca se había aplicado en España para un trazado tan largo (120 kilómetros) y los desvíos y agujas cuentan con una tecnología nueva que debe homologarse.

De hecho, el retraso de estos suministros provocó una de las paralizaciones de los trabajos del tercer carril entre Valencia y Castellón en 2015. Y recientemente Adif ha licitado un contrato para supervisar los cambiadores de vía del tercer carril a partir de la primavera, ya que las ofertas se conocerán en enero, por lo que podría ser esa la fecha la prevista para la llegada de la alta velocidad. El presupuesto para este contrato tiene presupuesto base de licitación de 529.212,15 euros y un periodo de ejecución de un año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos