Las temperaturas suben cuatro grados en el último día de la ola de frío

Varias mujeres abrigadas caminan por Valencia. / irene marsilla
Varias mujeres abrigadas caminan por Valencia. / irene marsilla

Los termómetros se recuperan al mediodía tras una madrugada con heladas generalizadas en toda la Comunitat

J. S. VALENCIA.

La ola de frío que desde el jueves afectó a la Comunitat abandonó ayer territorio valenciano después de una madrugada en la que se produjeron heladas generalizadas y se registraron valores muy por debajo de los cero grados. A lo largo de la jornada las temperaturas se fueron recuperando y las máximas subieron cuatro grados respecto al viernes.

Las primeras horas de la mañana resultaron muy frías, aunque con valores algo superiores a los registrados 24 horas antes. Las temperaturas mínimas se recuperaron en uno o dos grados de forma generalizada, salvo en la costa sur de la provincia de Valencia, donde bajaron en municipios como Oliva y Polinyà (-0,9), y en el litoral norte de Alicante, con una caída de cuatro grados en Xàbia hasta los -0,6º.

Aún así el ambiente resultó gélido en numerosos municipios valencianos. Los termómetros cayeron hasta los -7,4º en Villena y Fontanars del Alforins, las más bajas registradas ayer, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

También se registraron valores negativos en Jalance (-6.9); Pinoso (-6.6); Ademuz (-6.3); Chiva (-6.0) y Vilafranca (-4.3). En Alicante el termómetro se quedó en los 0 grados. Es la primera vez que el mercurio baja tanto desde 2012. Valencia alcanzó los 2.4º (medio grado más que el día anterior) y -1,4º en el aeropuerto. La mínima en Castellón fue de 3,1º.

Las estaciones de la Associació Valenciana de Meteorologia (Avamet) registraron valores mucho más bajos. En Bocairent (Rambla de Mariola) se registraron -11,1º.

Aunque la ola de frío ya ha remitido, Aemet mantiene la alerta amarilla en el interior norte de la provincia de Alicante por la posibilidad de que se registren temperaturas por debajo de los cuatro grados bajo cero.

Pero la mayor diferencia se dio en los valores máximos. Las temperaturas se incrementaron en casi cuatro grados en apenas 24 horas. En Vinaròs el mercurio subió hasta los 18 grados, la más alta de la Comunitat frente a los 14,1º registrados el viernes en Orihuela.

El incremento de las temperaturas máximas fue generalizado en todo el litoral valenciano. El mercurio alcanzó en Valencia los 15,4º (12,7º el viernes), los 15,2º en Alicante (frente a 14,1º) y los 14,7 en Castellón (13,2 el día antes).

El fenómeno meteorológico de la jornada de hoy será el viento. Aemet ha decretado la alerta amarilla en el interior norte de Castellón por la posibilidad de que se produzcan rachas de más de 80 kilómetros.

Las temperaturas mínimas subirán ligeramente, mientras que las máximas continuarán en aumento en el litoral donde se pueden acercar a los 20º, aunque todavía no se recuperarán los valores anteriores a la entrada de la ola de frío.