El Supremo ratifica el derecho de una ayudante de inglés a cobrar como una maestra

EP VALENCIA.

El Tribunal Supremo ha confirmado que una mujer que trabajó como 'english helper', los auxiliares para la asignatura de inglés que contrató el anterior Consell del PP, cobrará 6.800 euros más intereses de demora al considerar que debería haber percibido un salario equivalente al de una maestra y no al de una becaria.

El alto tribunal desestima así el recurso que interpuso la Generalitat Valenciana contra una resolución de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que condenaba a la Conselleria de Educación a pagar dicha cantidad a la auxiliar. La Abogacía basó su recurso en que no había pruebas de que la demandante hubiera realizado todas las tareas propias del cuerpo de maestros y en la unificación de doctrina, ya que existía una primera sentencia de instancia, de un juzgado de lo social, que no reconocía su derecho a cobrar como tal. Ahora el Supremo razona que «no concurre el requisito de contradicción».

 

Fotos

Vídeos