La subida de las tasas dispara el rendimiento de los universitarios

La subida de las tasas dispara el rendimiento de los universitarios

Un profesor de la Universidad de Granada analiza la influencia que tuvo el aumento del decreto Wert, que situó a la Comunitat como una de las más eficientes

J. BATISTAVALENCIA.

Un estudio publicado por el profesor de la Universidad de Granada Manuel Salas-Velasco ha detectado que el incremento de las tasas universitarias tras el llamado real decreto Wert provocó un considerable aumento en el rendimiento de los estudiantes a nivel global. Exactamente, subió el indicador que mide los créditos superados respecto a los matriculados, por lo que se puede inferir que mejoró la cantidad de asignaturas aprobadas.

El profesor, del departamento de Economía Aplicada y que ha publicado el estudio en la revista Higher Education, trataba de arrojar luz sobre el debate de la financiación del sistema educativo, especialmente en un contexto como el actual, en el que los presupuestos son más bien bajos en comparación con países de nuestro entorno. Para ello, recurrió a análisis estadísticos avanzados, incluyendo otras variables que pueden tener incidencia como las notas medias de acceso a la universidad, las rentas per cápita del territorio o las penalizaciones derivadas de suspender una materia. «Pero la que salía más relevante para explicar la mejora era el aumento de los precios públicos», según señaló a LAS PROVINCIAS.

Salas-Velasco insistió en que se trata de una evaluación a nivel general del país y avanzó que hay limitaciones que afectan al estudio, como el medir la influencia del entorno socioeconómico o el impacto que tiene la innovación docente. En la investigación también se destaca la importancia de disponer de un potente sistema de ayudas para evitar que la financiación privada (lo que aporta la familia) actúe como filtro de acceso al sistema.

El trabajo insiste en la importancia de potenciar las becas para evitar desigualdades en el acceso

La tasa de rendimiento a nivel estatal se situó en el curso 2008-2009 en el 64%, elevándose en el 2013-2014 al 78%. En abril de 2012 se publicó el real decreto de racionalización del gasto educativo, que cambió la manera de calcular las tasas. El precio de cada crédito ya no estaba vinculado a la inflación, sino que debía cubrir entre el 15% y el 25% del coste total de los estudios. Lógicamente supuso un importante incremento de la aportación del alumno. En el trabajo se han utilizado datos de las diferentes regiones, y en el caso de la Comunitat se pasó, en los ejercicios citados, del 62% al 80%. De hecho sólo Cataluña superó semejante porcentaje (llegó al 83%).

El efecto también se dio en comunidades donde la subida de los precios fue mínima (Galicia, Andalucía y Cantabria). Eso sí, sus tasas de rendimiento, pese a aumentar, quedaron por debajo de la media. Además, Salas-Velasco incidió en el caso catalán, que antes de la subida ya tenía unos precios especialmente altos en comparación al resto de autonomías y ya estaba a la cabeza en términos de eficiencia.

Respecto a los ejercicios utilizados, el profesor dijo que le permiten comparar el último en que funcionaban las antiguas licenciaturas y el primero en el que ya había una promoción completa de graduados (carreras de cuatro años). Precisamente el último informe de la Crue también destaca el aumento de las tasas de rendimiento en España hasta el 2016-2017, si bien lo asocia con la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior.

En este sentido, Salas-Velasco destacó que este proceso «redujo el número de alumnos por aula, lo que también pudo contribuir al rendimiento, aunque resulta muy complicado medir la influencia de la calidad docente», en el sentido de la enorme variabilidad del parámetro. El profesor trabaja actualmente en nuevos estudios para analizar más variables de rendimiento, así como la diferencia por tipo de carrera.