El Síndic de Greuges investiga a la Generalitat Valenciana por la falta de planes contra incendios

Un incedio forestal en la Comunitat. /LP
Un incedio forestal en la Comunitat. / LP

Requiere información también a los municipios después de que ya abriera expedientes sobre limpieza de montes y parques naturales

Juan Sanchis
JUAN SANCHISValencia

El calor empieza a apretar y la preocupación por los incendios forestales en la Comunitat se dispara. Las altas temperaturas, la sequedad y la abundancia de madera que actúa de combustible son el cóctel letal que puede ocasionar una nueva tragedia en el monte valenciano. Ante esta situación, el Síndic de Greuges ha decidido abrir una investigación sobre la política de prevención de los incendios forestales en la Comunitat. Es la cuarta ocasión desde 2017 en la que el defensor del pueblo valenciano toma cartas en el asunto. El Síndic de Greuges se ha dirigido de nuevo a las administraciones públicas valencianas con competencias en las tareas de prevención en incendios forestales para conocer las actuaciones que se están realizando.

El Síndic ha decidido actuar de nuevo después de conocer el hecho de que más de 400 municipios valencianos, según publicó LAS PROVINCIAS, siguen sin elaborar los preceptivos planes locales de prevención. La entidad se ha dirigido a la Conselleria de Transición Ecológica (antes Conselleria de Medio Ambiente), a la Federación Valenciana de Municipios, a las diputaciones y a los ayuntamientos requiriendo información sobre la elaboración de estos programas.

El Síndic ha puesto también el foco en los planes de prevención de los parques naturales. Hay 17 espacios protegidos de la Comunitat, más el del Turia a partir del 1 de julio, que tienen desfasada la documentación. Además, el del Penyagolosa todavía no la tiene redactada.

El defensor del pueblo valenciano recuerda en este sentido que en noviembre de 2017 instó a la entonces Conselleria de Medio Ambiente «a aprobar con urgencia el plan de prevención del parque natural del Penyagolosa» y a revisar el del resto, en concretos de aquellos que habían quedado desfasados.

En diciembre de 2018 volvió a la carga tras comprobar que de los 542 municipios de la Comunitat sólo 61 tenían redactado el plan. En esa fecha José Cholbi instó a la entonces Conselleria de Medio Ambiente a que exigiera a las poblaciones afectadas la elaboración y aprobación del documento.

La alta institución de la Generalitat también abrió un expediente informativo para conocer las actuaciones de limpieza del monte público como elemento básico de la prevención de la superficie forestal valenciana.

Con el escrito que acaba de remitir el Síndic de Greuges pretende saber en qué han quedado las recomendaciones que en su momento fueron aceptadas por la administración autonómica. Para ello ha elevado una consulta la Conselleria de Transición Ecológica, a las tres diputaciones provinciales y a la Federación Valenciana de Municipios y Provincias en las que les requiere la documentación necesaria.

Sanciones

Pese a que la mayoría de municipios no ha redactado sus planes de prevención, la Generalitat todavía no ha sancionado a ninguno. Ni la hasta ahora Conselleria de Medio Ambiente ni la Agencia Valenciana de Respuesta a las Emergencias (competente sobre los planes de actuación municipal que tendrían que haber confeccionado 128 poblaciones) han tomado ninguna medida contra los municipios infractores.

La Fiscalía General del Estado, por su lado, sí que ha decidido tomar cartas en el asunto. El pasado mes de abril remitió un oficio a 53 municipios valencianos advirtiéndoles de que no habían redactado el plan de prevención de incendios.

En la carta, el fiscal recordaba que desde 2005 la superficie forestal valenciana está considerada de alto riesgo. El escrito hace hincapié en las poblaciones ubicadas en una zona delimitada por las áreas de alto riesgo y aquellas definidas por el Ministerio de Medio Ambiente en las que destaca la acumulación de incendios y sequía.

En estos momentos son 17 los parques naturales que han visto como en los tres últimos años sus planes de prevención han quedado desfasados. A estos se une el de Penyagolosa que todavía no ha sido redactado y el del Turia que caducará a partir del 1 de julio. La Conselleria de Medio Ambiente ha comenzado el proceso de renovación de los planes que ya no están vigentes, pero a lo largo de la legislatura no ha concluido ninguno y no hay fecha para la terminación de los trabajos.

Precisamente el pasado lunes se produjo un incendio forestal en el parque natural de la Serra Gelada, uno de los que no tiene en vigor el plan. El fuego pudo ser sofocado con rapidez gracias a la intervención de los medios aéreos, ya que la zona afectada se encontraba muy cerca de un parque acuático de Benidorm.

Durante los últimos años los incendios han afectado a varios de los parques naturales. El Prat de Cabanes sufrió dos siniestros el año pasado. Las llamas también han dañado amplias zonas de La Calderona o el Montgó. Todos ellos tienen el plan desfasado y el nuevo se encuentra en fase de redacción.