El Síndic de Greuges investiga los vertederos ilegales en Valencia

Acumulación de escombros en el barrio de Malilla. / lp
Acumulación de escombros en el barrio de Malilla. / lp

Requiere información a la Conselleria de Medio Ambiente y al Ayuntamiento sobre las medidas para frenar la proliferación

J. SANCHIS VALENCIA.

El Síndic de Greuges investigará de oficio la proliferación de vertederos ilegales de residuos de la construcción en Valencia y su área metropolitana.

La Sindicatura ha abierto una queja de oficio para aclarar la actuación de las administraciones relacionadas con la proliferación de este tipo de vertidos en Valencia y su área metropolitana. Para ello ha requerido

información a la Conselleria de Medio Ambiente y Cambio Climático y al Ayuntamiento de Valencia, según señalan fuentes de la institución.

En los acceso del Euromed y el AVE por Malilla se han contabilizado 5.000 toneladas de residuos

El síndic, José Cholbi, se ha dirigido tanto al Ayuntamiento de Valencia como a la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, detallan fuentes de la institución.

El objetivo de la actuación es conocer cuáles son las medidas que tienen previsto adoptar ambas administraciones con el fin de eliminar los vertederos, así como para evitar la existencia de nuevos y los consiguientes riesgos.

La Asociación de Empresarios de Selección y Reciclaje de Residuos de la Construcción y de la Industria (ARCI) ha advertido de la presencia de más de 60 vertederos sólo en la provincia de Valencia, aunque recalcaron que pueden ser muchos más. Para la entidad, en la Comunitat pueden haber abandonadas «millones de toneladas sin control» de este tipo de residuos.

Los datos de los que disponen proceden de su 'vertedero virtual' en el que se contabilizan los lugares, tras verificarlos, en los que se les comunica que se acumulan estos residuos. Así han contabilizado ya 5.000 toneladas de escombros en los accesos del AVE y Euromed por las zonas de Malilla, Creu Coberta, Fonteta de Sant Lluis y La Punta. Hay también vertederos visibles en Torrent, Picassent y Quart de Poblet. En algunos puntos hay acumulados materiales altamente peligrosos, como la uralita.

Para esta entidad, el problema reside en que no hay una legislación autonómica o municipal clara y advierten de que la Comunitat se puede convertir en un vertedero incontrolado.

También denunciaron que estos escombros proceden tanto de las edificaciones de nueva planta como de la demolición de inmuebles antiguos y derivados de las pequeñas obras de reforma.

Desde la asociación apuntaron que existen una legislación básica estatal que no se está cumpliendo en la Comunitat Valenciana. Estos empresarios advirtieron de que los primeros en no cumplirla son las propias administraciones implicadas.

En este sentido, explicaron que han mantenido reuniones con la Conselleria de Medio Ambiente para pedirles la aprobación de un decreto similar al que existe en otras comunidades autónomas como Madrid, País Vasco, Navarra, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón y Andalucía.

Ante ello recordaron las consecuencias que se podrían derivar de no atajar la proliferación de los vertederos: problemas medioambientales y paisajísticos y contaminación de los acuíferos.

 

Fotos

Vídeos