Sanidad lleva ya dos meses sin dotar a los médicos de vehículos con conductor

Una ambulancia, a las puertas de La Fe. /Manuel Molines
Una ambulancia, a las puertas de La Fe. / Manuel Molines

La conselleria se enfrenta a una tensa reunión con los sindicatos para tratar el fiasco de las operaciones por la tarde y las carencias del área

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

El pasado 14 de septiembre, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, suscribió con los sindicatos un pacto para la gestión del desplazamiento del personal de Atención Primaria (centros de salud) en el que se comprometía a «iniciar la tramitación correspondiente para que los puntos de atención continuada -aquellos que están abiertos fuera del horario habitual del ambulatorio- sean atendidos con vehículo y conductor» para facilitar los traslados de los facultativos en las atenciones domiciliarias. Dos meses después, según denuncia el Sindicato Médico, «no se ha puesto en práctica ningún punto de este pacto», acuerdo que también contemplaba el aumento de personal, entre otras cuestiones.

Más noticias

Este acuerdo surgió después de que finalizara el contrato con las empresas de ambulancias que, hasta ese momento, se encargaban de desplazar a los médicos en las atenciones domiciliarias y, si el facultativo lo consideraba necesario, trasladaban al enfermo a un centro sanitario. En ese momento, y de forma transitoria, cada departamento de salud tuvo que ingeniárselas para cubrir este vacío en el transporte del personal, lo que originó un aluvión de críticas por parte de las fuerzas sindicales. El uso de taxis, de coches de alquiler, cedidos por ayuntamientos o de los vehículos particulares de los propios facultativos se extendió, lo que originó retrasos (si hay que trasladar al paciente hay que llamar a una ambulancia) e inconvenientes (no son adecuados para el traslado de material médico ni cuentan con señales luminosas de emergencias). En una respuesta parlamentaria de Sanidad al PP figura que taxis, coches de alquiler, eléctricos, el abono del kilometraje a los facultativos o hasta el uso de vehículos de ayuntamientos o de Cruz Roja son las soluciones adoptadas por la mayor parte de los departamentos. El portavoz de Política Social del grupo popular en Les Corts, José Juan Zaplana, cree que la conselleria «está engañando otra vez y en otra cosa más a los profesionales sanitarios» y lamenta que «ahora vemos cómo hay en cada departamento se sigue un criterio distinto, por lo que en lugar de homogeneizar la atención sanitaria, la conselleria crea graves desigualdades en la asistencia de los trabajadores y en la calidad de la atención a las personas que más lo necesitan».

Este tema, junto con el fiasco del nuevo plan de autoconcierto -incentivar las operaciones vespertinas para reducir las listas de espera- las carencias en la Atención Primaria o los «incumplimientos» de la conselleria se han abordado en una reunión entra Sanidad y los sindicatos que se antojaba tensa, ya que no se descartan movilizaciones.

Más sobre Sanidad

 

Fotos

Vídeos