Cada día rompen 32 parejas en la Comunitat Valenciana

Cada día rompen 32 parejas en la Comunitat Valenciana

La autonomía está a la cabeza de las regiones españolas en rupturas familiares

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

Cerca de 12.000 parejas ponen fin a su matrimonio al año en la Comunitat -de media, más de 32 al día- cifra que pone a la región como una de las autonomías españolas que registra más rupturas de pareja, tanto en términos absolutos (sólo superada por Andalucía, Cataluña y Madrid) como relativos (la tercera, por detrás de Canarias y Asturias). En la Comunitat, por tanto, se contabilizan más de seis rupturas por cada diez matrimonios. Y en esta línea, la región también está en el podio de las comunidades con más familias rotas cuando el conflicto tiene lugar en parejas con hijos.

El Instituto de Política Familiar alerta de la «caída vertiginosa» del índice de fecundidad en España

Así lo pone de manifiesto el Informe de Evolución de la Familia en las Comunidades Autónomas 2019 elaborado por el Instituto de Política Familiar, en el que alerta de que «el déficit de ayudas a la familia está provocando que los indicadores de demografía, natalidad y nupcialidad se estén agravando en todas las comunidades», lo que aboca a la Comunitat y a la mayor parte de las regiones españolas a un «suicidio demográfico», tal y como recoge el citado informe.

Así, el estudio arranca con el análisis de la natalidad para alertar de una «caída vertiginosa» del índice de fecundidad en España, que lleva desde 1981 por debajo del nivel de reemplazo generacional. En el caso de la Comunitat, esta tasa se encuentra en 1,31 hijos por mujer, muy lejos del nivel de reemplazo generacional (2,1), pero también del índice medio de la Unión Europea (1,60) y de la media mundial (2,45 hijos por mujer). Comparando 1980 con 2017, en la Comunitat nacen casi 20.000 bebés menos.

Reclaman una conselleria de familia y conciliación laboral

El Instituto de Política Familiar tiene una batería de propuestas y reivindicaciones enfocadas a atajar la tendencia actual. Así, de cara a las próximas elecciones municipales y mientras se conforma el Gobierno autonómico, desde la organismo proponen crear una conselleria específica de familia; elaborar una Ley de Apoyo a la Familia; impulsar un Pacto Autonómico por la Natalidad, la Demografía y la Familia; establecer un Plan de Sensibilización Social a favor de la familia; elaborar la Ley de Natalidad, Demografía y Protección a la Maternidad; o la universalización de las ayudas directas y fiscales, tanto a nivel de la Comunitat como en el resto del Estado.

Asimismo, pide el establecimiento de la prestación económica por parto de 2.000 euros; desarrollar una Ley de Prevención y Medicalización Familiar; crear y promocionar Centros de Orientación Familiar; elaborar una Plan Integral de Apoyo a la Conciliación; promover medidas de conciliación laboral y de apoyo a las necesidades familiares y domésticas; la deducción en el IRPF de los gastos en educación; o promover el cheque-escolar o cheque-guardería por importe equivalente al coste real de plaza en centro público.

Por último, el instituto defiende un pacto de las comunidades autónomas y ayuntamientos con el objeto de elaborar e implantar una política conjunta de vivienda que permita su abaratamiento.

Frente a esta situación, la aportación de las madres extranjeras «está siendo fundamental para paliar algo la natalidad crítica de las madres españolas». De hecho, en la valenciana, más del 20% de los nacimientos son de mujeres procedentes de otros países. Así, y si sólo se contabilizaran los bebés de madres valencianas, el índice caería hasta el 1,26. Otro factor que también influye en esta tendencia es el progresivo retraso de la maternidad que, de media, en la Comunitat se sitúa en los 32 años, cuatro más que en la década de los ochenta.

En esta línea, el estudio alerta también de que «el aborto está frenando la natalidad». «Tan solo en Cataluña, Madrid, Andalucía y la Comunitat se han producido casi 1,4 millones de abortos desde 1990», ejemplifica el informe. De esta cantidad, casi 218.000 se contabilizan en la valenciana, aunque la tasa en la Comunitat es inferior a la media nacional.

La aportación de las madres extranjeras resulta «fundamental» para paliar el desplome de nacimientos

Sobre este punto, el presidente del Instituto de Política Familiar, Eduardo Hertefelder, criticó ayer el «gran desnivel» que hay entre el aporte que da el Estado a la «potenciación» del aborto frente a las pocas ayudas hacia la mujer embarazada. «No hay por parte de la Administración Pública sensibilidad hacia la mujer embarazada y le dan muy pocas ayudas. No hay una apuesta por la mujer embarazada, ni por la demografía, sólo se han limitado a decir que hay un problema demográfico pero no se han puesto a pensar en cómo resolverlo», lamentó este especialista.

Crecimiento negativo

Así las cosas, «mueren más personas de las que nacen», asevera el documento del organismo. De hecho, 11 de las 17 comunidades autónomas tienen ya un crecimiento negativo y entre ellas se encuentra la Comunitat, con un déficit cercano a las 4.500 personas al año. Además, la región también cuenta ya con más residentes mayores de 65 años (el 19,31%) que menores de 15 (el 15,1%) pese a presentar una esperanza de vida más reducida que la mayoría de las autonomías, con 82 años y medio.

En la evolución de los hogares también se aprecia un paulatino descenso de las personas que viven en cada inmueble. En el caso de la Comunitat, 2,45 personas por hogar, índice algo inferior a la media nacional, que asciende a 2,50, y casi una persona menos que a principios de la década de los noventa. Sin embargo, y pese a estas cifras, la Comunitat ocupa la quinta posición en el ranking de la natalidad y la demografía.

Faltan ayudas públicas para guarderías y el cuidado de los hijos

«Las comunidades autónomas dan pocas ayudas directas a las familias. Tan solo cinco regiones dan ayuda por nacimiento y/o por cuidado de hijos» y entre ellas no se encuentra la Comunitat, que las ayudas para la compra de libros de texto son de las pocas a las que las familias pueden acogerse. De esta colaboración pública, en el caso de la Comunitat no se tiene en cuenta la Renta Valenciana de Inclusión, puesto que es una prestación enfocada a ayudar a personas en riesgo de exclusión, no a incentivar la figura familiar, y está sujeta a limitaciones de renta. Por tanto, «la conciliación de la vida laboral y familiar es deficitaria», según advierte el informe del Instituto de Política Familiar, que echa en falta que las plazas en las escuelas infantiles estén financiadas prácticamente en su totalidad o que se otorguen ayudas para excedencias o reducciones de jornada para el cuidado de los hijos. Mayores deducciones por hijos en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) o deducciones específicas para familias numerosas o madres trabajadoras con hijos pequeños son otros de los déficits detectados.

Por otra parte, el estudio también analiza la nupcialidad, cuya tasa «se ha desplomado en los últimos 40 años, pasando de 7,18 en 1976 hasta 3,68 en el 2017 y llegaría a 2,8 si no fuera por aportación de los matrimonios internacionales». La Comunitat, con una tasa de 3,78 matrimonios por cada 1.000 habitantes, la cuarta con la cifra más elevada. En este ámbito, algunas de las cuestiones más significativas son el progresivo atraso de la decisión de contraer matrimonio que, de media, en la región se deja para los 36 años y medio; y que la gran mayoría de los matrimonios (casi el 80%) se formalizan por la vía civil sin pasar por la iglesia.

Paralelamente, el estudio recoge un «crecimiento espectacular de la natalidad extramatrimonial» y en el caso de la Comunitat, casi la mitad de los nacimientos tienen lugar fuera del matrimonio (bien de progenitores que optan por otras fórmulas de unión, no llegan a materializar ningún tipo de enlace o tienen los hijos con anterioridad a formalizar su relación). En el ranking de la nupcialidad, la Comunitat baja hasta el puesto 11 autonómico, tal y como recoge el informe del citado instituto, entidad civil independiente de carácter no lucrativo.

El Día de las Familias se centrará en la acción climática

El Congreso de los Diputados acogerá el próximo martes el Día Internacional de las Familias con unas jornadas dedicadas a la acción climática. La organización corre a cargo del Instituto de estudios para la familia 'The Family Watch', en colaboración con otras asociaciones de familia y el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Los organizadores han señalado que se trata de reflejar «la importancia que la comunidad internacional otorga a las familias» y «el papel fundamental» que éstas tienen en la sociedad. Esta temática permitirá escuchar a representantes políticos de todos los partidos y también a organizaciones ecologistas.