Los regantes piden no limitar los trasvases a época de sequía

J. S. VALENCIA.

Los regantes valencianos se han quedado con una sensación agridulce. Por un lado, mostraron su satisfacción por el trasvase al Segura aprobado el miércoles por el Ministerio, pero, por otro, evidenciaron su preocupación por las declaraciones de la ministra Ribera en el Congreso en el que dejaba claro que las transferencias debían ser algo extraordinario y no habitual. El presidente de la Federación de Comunidades de Regantes de la Comunitat (Fecoreva), José Antonio Andújar, explicó que el trasvase del Tajo al Segura no es un hecho extraordinario, «es lo habitual», y no sólo en época de sequía. Andújar señaló que «da la impresión de que la ministra no se ha leído los planes de cuenca, ya que la del Júcar y la del Segura son las únicas deficitarias de toda España por lo que necesitan transferencias para tener el agua necesaria».

«Va con ideas preconcebidas», señaló el presidente de los regantes valencianos. «Con estas declaraciones mal empezamos», añadió. Andújar no ocultó su preocupación por las declaraciones de Teresa Ribera y, en cualquier caso, indicó que esperaban poder mantener un diálogo. «Le hemos enviado las conclusiones del congreso para que conozca cual es nuestra posición», resaltó. Andújar se mostró convencido de que en agosto y septiembre se tendrá que volver a trasvasar agua, ya que el estado de las reservas así lo permitirán. Además, aprovechó para recordar a la ministra las contradicciones que existe entre su posición y la de otros cargos de su partido. Hizo mención de la defensa del trasvase que han hecho tanto el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, como la de la Junta de Andalucía.

Por otro lado, Ecologistas en Acción consideró ayer urgente derogar las normas de explotación del trasvase Tajo-Segura y adaptar la agricultura de la zona a los propios recursos hídricos. La organización llamó al Gobierno a la cordura para evitar nuevas transferencias.

Fotos

Vídeos