La pugna por la prescripción de medicamentos se agrava

D. G.

valencia. Las críticas y el cruce de acusaciones entre médicos y enfermeros sobre la medida impulsada para que estos últimos puedan indicar la dispensación de determinados medicamentos (los facultativos creen que es una de sus funciones exclusivas) va subiendo de tono y sumando nuevos actores. Ayer fue el turno del Consejo General de Enfermería, que lamentó que «una simple resolución ha sido cuestionada de forma imprudente, injusta e incomprensible por parte del Colegio de Médicos de Alicante y, especialmente, de la representación autonómica de la Confederación Española de Sindicatos Médicos (CESM)». Ambas entidades, lamentaron, «atacan una normativa que cuenta con todo el consenso político y social y que está siendo aplicada en varias comunidades autónomas sin problema», en concreto, Andalucía, Baleares, Canarias y Cantabria.

En esta línea, desde el Consejo General de Enfermería recordaron que el artículo 79 de la vigente Ley del Medicamento apunta que, adicionalmente, las enfermeras se encuentran capacitadas para la indicación, uso y autorización de la dispensación, «tres conceptos que unidos equivalen, sin duda, a la prescripción enfermera».