La red pública cuestiona la mejora de las infraestructuras

EP VALENCIA.

El presidente de la Federación de Ampas de la provincia de Valencia, Màrius Fullana, afirmó ayer que el Consell «ha avanzado pero se ha quedado corto» en materia educativa, por lo que reclamó medidas como que los proyectos del plan Edificant «entren dentro de la legislatura», así como garantizar la capacitación lingüística del profesorado y reducir su rotación. A nivel estatal, insistió en la necesidad de derogar la Lomce. Además, la entidad mayoritaria en la provincia se muestra en contra de concertar aulas «cuando hay muchas necesidades en la red pública».

En cuanto a infraestructuras, Fampa insistió en la necesidad de acabar con los barracones y confió en ver los proyectos de Edificant (272 millones de inversión ya comprometida) «convertidos en realidad». La federación destacó, en este sentido, que el «ritmo» del programa «no garantiza una educación pública de calidad» y lamentó que las familias «no sean informadas» de los calendarios de ejecución.

La cuestión de las obras en los centros también está en el debate político. El PP ya cargó la pasada semana contra los «incumplimientos de Puig y Marzà», asegurando que es la legislatura con menos colegios construidos, y ayer llegó el turno de Ciudadanos. La diputada Mercedes Ventura criticó la política de «improvisación» y exigió una solución definitiva. «El Consell se atreve a prometer mejoras inminentes en colegios donde ni siquiera se han licitado las obras», dijo.

En Valencia, el portavoz Fernando Giner exigió al alcalde que ponga fecha a las 21 actuaciones de Edificant, mientras que el concejal del PP Cristóbal Grau recordó que aún no tienen los proyectos aprobados.

Fotos

Vídeos