El PP pregunta al Consell por la muerte de peces junto a la cloradora de El Puig

J. A. M.

valencia. El Grupo Popular ha presentado en Les Corts varias preguntas parlamentarias dirigidas al Consell en relación a la aparición de peces muertos junto a la cloradora instalada para impedir la llegada de aguas fecales a la playa de El Puig. Es una de las instalaciones repartidas por varias partes del litoral de l'Horta Nord ante el problema que en verano obligó a reiterados cierres de playas.

En concreto, el partido desea conocer «las cantidades de cloro vertidas en las playas, los puntos desde donde se han vertido, cuánto tiempo llevan vertiendo el cloro, las cantidades de peces muertos recogidos y qué han hecho con ellos».

La portavoz de Medio Ambiente en Les Corts, Elisa Díaz, califica de «escándalo» la decisión de la consellera de Transición Ecológica, Mireia Mollà, «de convertir las playas en piscinas a costa de la muerte de un montón de peces». Según denuncia, el 31 de julio la comisión del Consell para analizar la contaminación de las playas por aguas fecales decidió, como medida estelar, verter cloro en la salida de las acequias. Un mes después vemos que, como consecuencia de esta decisión, han aparecido decenas de peces muertos en las playas del norte de Valencia debido al cloro».

Fuentes del Ayuntamiento de El Puig constataron ayer la aparición de «tres o cuatro peces muertos» junto a la cloradora, pero aseguran que la muerte de peces «no es masiva». El consistorio no pudo establecer una relación causa efecto entre el tratamiento con cloro y la muerte de peces, pero trasladó los hechos a los operarios de la instalación, «competencia de la conselleria».

La Dirección General del Agua se ha pronunciado ya sobre el asunto. Mantienen que el personal que se encarga de la cloradora no ha detectado la aparición de peces muertos y que, en todo caso, podría tratarse de descartes de pescadores arrastrados.