Un pozo al aire en Gilet

Vista del parque donde está el pozo. / a. l. t.
Vista del parque donde está el pozo. / a. l. t.

Un vecino denuncia ante la policía el peligro que supone que el acceso haya quedado sin protección

R. V. VALENCIA.

España está estos días pendientes del rescate del pequeño Julen que la semana pasada cayó en un pozo abierto mientras jugaba. Durante estas jornadas se han ido conociendo que en toda la geografía española se pueden encontrar lugares similares con el consiguiente peligro que entrañan.

Actualización

Ayer por la mañana un vecino de la localidad de Gilet paseaba con su hijo de corta edad y su perro por el parque de la Font del Pi, en pleno casco urbano de la población. En un momento, el animal se alejó de su dueño que salió en su busca. Lo encontró en las inmediaciones de la fuente y allí fue donde se llevó una sorpresa mayúscula. «No me lo esperaba y me causó gran impresión», señaló Antonio L. T.

El pozo de la fuente estaba abierto. Normalmente aparece cubierto por una tapa de acero que tiene un candado. Pero ayer sencillamente no estaba. Parecía que alguien podía haberla robado. El hecho es que estaba al descubierto. «Y lo que se veía impresiona», resaltó a LAS PROVINCIAS Antonio.

Sólo hay que salvar un murete de 40 ó 50 centímetros para acceder a la embocadura

Se trata de una caída profunda, de varios metros, con agua al final. «Si alguien se cae, tiene difícil salir. No hay ningún tipo de agarradero y no existen medios para alcanzar la superficie», indicó Antonio.

Antonio se dirigió inmediatamente a las dependencias de la Policía Local en el Ayuntamiento de la localidad. Eran las 10.30 horas de la mañana. Todavía no había llegado el agente de guardia. Pero allí dio parte de que el pozo de la plaza estaba al descubierto, sin ningún tipo de protección con el consiguiente riesgo de que se produjera un percance.

Su sorpresa fue mayúscula cuando a primeras horas de la tarde, mientras se dirigía al trabajo, volvió a pasar por las inmediaciones del pozo. Seguía igual que cuando lo dejó por la mañana: Destapado y sin ninguna protección. «Me indigné», señaló el vecino de Gilet. Entonces Antonio hizo lo único que estaba en su mano. Cogió una valla de obra que se encontraba en las inmediaciones y la puso encima de la embocadura para advertir a la gente. «Es lo que tenía a mano. Al menos el que se acerque sabe que ahí pasa algo y no le pilla de improviso», aclaró.

Centro del pueblo

El parque de la Font del Pí es el único que se encuentra en el centro del pueblo, hay otro fuera del casco urbano, y es muy concurrido. Es un lugar típico para pasear a los animales o estar mientras los niños juegan. La presencia de vecinos es aún más numerosa aún en los días de fiesta.

Aunque el pozo no se encuentra a ras del suelo, para acceder a la embocadura sólo hay que superar un pequeño murete de 40 ó 50 centímetros.

El pozo de la fuente se encuentra junto al parque con columpios. Según explicó Antonio L. T, muchas veces hay niños jugando por las inmediaciones.

Además, da la casualidad de que el pozo también se ubica junto al colegio público del municipio, con el consiguiente riesgo añadido si no se toman medidas de forma urgente.

 

Fotos

Vídeos